Juárez

Juárez a la expectativa

Esperan aquí retorno de miles de migrantes

En los próximos días podría reiniciar el programa ‘Permanecer en México’

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

lunes, 29 noviembre 2021 | 13:18

El Diario de Juárez | Migrantes esperan noticias en el Gimnasio ‘Kiki’ Romero

En medio de la pandemia por Covid-19 y la violencia que ejercen en Chihuahua los grupos del crimen organizado contra los migrantes, Ciudad Juárez permanece a la expectativa por el posible reinicio del programa “Permanecer en México”, a través del cual el gobierno de Joe Biden retornaría a miles de extranjeros a esperar aquí su proceso de asilo ante las Cortes de Inmigración estadounidenses. 

Durante la administración del expresidente Donald Trump, Ciudad Juárez fue la frontera mexicana que recibió a más extranjeros bajo los llamados Protocolos de Protección de los Migrantes (MPP, por sus siglas en inglés), establecidos en la sección 235(b)(2)(c) de la Ley de Inmigración y Nacionalidad de Estados Unidos, ya que de un total de 71 mil 036 personas que fueron enviadas a esperar en México, 22 mil 967 contaban con un caso abierto en la Corte de Inmigración de El Paso, Texas. 

Los gobiernos de ambos países aseguraron que hasta el fin de semana se encontraban en negociaciones sobre las condiciones del programa, aunque en medios estadounidenses ha trascendido que la segunda versión del MPP se dará en diciembre, lo cual ha alertado a activistas de ambos lados de la frontera. 

“El MPP no debe existir. ¿A qué jugamos?, ¿realmente el migrante es mercancía?, ¿son negociaciones por debajo de la mesa?, ¿qué hay debajo de esas negociaciones?, ¿cuál es el interés?, ¿qué ventajas va a aprovechar México de aquí y qué ventajas va a sacar Estados Unidos también de aquí?, ¿es otro juego por todas las caravanas?. Pareciera que ambos países negocian, sacan acuerdos, pero en el fondo, en el fondo sabemos que los que se benefician son los gobiernos o los presidentes”, señaló el sacerdote Francisco Javier Calvillo, director de la Casa del Migrante de Ciudad Juárez. 

Ciudad Juárez cuenta actualmente con 23 lugares de alojamiento para migrantes registrados ante las autoridades, en los cuales hasta ayer se encontraban ocupados 2 mil 500 de los 3 mil espacios disponibles, el 70 por ciento por mexicanos, quienes no deberían de formar parte del programa MPP, debido a que no pueden ser regresados a esperar en un país del que están huyendo, destacó Enrique Valenzuela, coordinador del Consejo Estatal de Población y Atención a Migrantes en Chihuahua (Coespo). 

Sin embargo, se estima que quienes permanecen en albergues son una tercera parte de los migrantes que realmente se encuentran en la ciudad, por lo que la cifra real sería de aproximadamente 7 mil 500 personas, aunque la mayoría de ellas connacionales. 

“Ha trascendido que pronto se reactivará este Protocolo de Protección a Migrantes, probablemente los próximos días o semanas ocurra, no tenemos todavía comunicación oficial al respecto por parte de Estados Unidos ni de México, pero conocemos los efectos que esto ha tenido: que esperarán aquí sus citas en la Corte. Y buscamos un trato humanitario y digno, y en su momento procurar las oportunidades de inclusión social y productiva”, dijo el funcionario estatal. 

Aseguró que sigue buscando la apertura de más espacios humanitarios y recursos para fortalecer los que ya existen. 

“La idea es que tengamos espacios disponibles, pero con la visión de que puedan insertarse social y productivamente en la comunidad local, afortunadamente en Juárez hay esa capacidad. Entre tanto seguimos trabajando de la mano con todas las organizaciones, agencias, y desde luego con las otros órdenes de gobierno”, afirmó. 

A través del comunicado número 545, titulado “Información sobre diálogos en materia migratoria con el Gobierno de los Estados Unidos”, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó el pasado viernes 26 de noviembre que durante las últimas semanas, las conversaciones entre ambos gobiernos se han intensificado, particularmente a partir del flujo irregular de personas migrantes a través de caravanas.

“México ha subrayado la necesidad de mejorar las condiciones para las personas migrantes y solicitantes de asilo, de modo tal que cuenten con mejor asesoría legal en sus procesos migratorios, mismos que deben realizarse de la forma más expedita posible”, aseguró. 

La SRE también afirmó que las personas migrantes deben contar con acceso a atención médica y vacunación contra Covid-19, a fin de proteger su derecho a la salud y evitar la propagación del virus en las comunidades de ambos lados de la frontera. 

México ha destacado también la importancia de respetar los criterios de vulnerabilidad para grupos de personas particulares como menores de edad no acompañados, personas embarazadas, personas con enfermedades físicas o mentales, personas de la tercera edad, personas de la comunidad LGBT+ y personas indígenas unilingües, entre otros. 

¿Qué dice Biden?

El gobierno de Biden debe respetar los puntos de retorno designados, tomando en consideración tanto las capacidades del Instituto Nacional de Migración (INM) para brindar la adecuada atención a las personas migrantes, como las condiciones de seguridad a nivel local, destaca el comunicado federal. 

“México considera fundamental contar con recursos adicionales por parte de los Estados Unidos, destinados para albergues y organizaciones internacionales a fin de mejorar las condiciones para las personas migrantes y solicitantes de asilo de manera sustantiva. El Gobierno de México enfatiza que, en el marco de una posible reimplementación de la sección 235(b)(2)(C), requiere que el Gobierno de los Estados Unidos atienda puntualmente estas medidas de carácter humanitario”, aseguró. 

También destacó que la SRE y el INM esperan la respuesta formal por parte del Gobierno de los Estados Unidos a fin de garantizar condiciones concretas que mejoren notablemente las condiciones de implementación de dicha sección.

Preocupan migrantes

Para el director de la Casa del Migrante, entre las mayores preocupaciones del reinicio del programa se encuentran la salud de los migrantes, la inseguridad que se vive en el estado y en Ciudad Juárez y las afectaciones tanto legales como emocionales que significa para los solicitantes de asilo el ser regresados a esperar en México. 

“Nosotros nos preguntábamos por qué no se ha acercado el delegado de Migración, por qué no se ha acercado el delegado del Gobierno federal en Chihuahua. O si en un momento dado será el (Centro de Integración para el Migrante) Leona Vicario el que va a organizar, porque es el albergue federal. Porque hasta ahorita se ha acercado la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) de Naciones Unidas”, para hablar sobre el posible reinicio del MPP, lamentó. 

El sacerdote destacó además que la versión anterior del MPP fue un fracaso, “la experiencia pasada nos abrió más los ojos, hay que ser más críticos, hay que ser más ordenados. Y sobre todo, por el bien de la comunidad y de los migrantes, sobre todo en este ambiente ahorita de secuestros, de asesinatos, desaparecidos, y todo esto que está pasando… y definitivamente la pandemia”, tendría que estar el Gobierno federal a la cabeza, destacó. 

“Es justo que también el Gobierno federal pueda sentarse para platicar y dialogar (con los albergues), porque la experiencia pasada fue tremenda, porque la tuvimos que sacar nosotros, los albergues. A la mera hora la friega fue para uno”, relató el director del albergue católico que alojó a extranjeros retornados de Estados Unidos hasta por casi dos años. 

“MPP no debe existir, incluso aquí el que tiene la batuta o el que tiene el poder o el peso más grande es el Gobierno federal. El Gobierno federal puede decir: no quiero MPP en México. Punto. Y se acaba todo. Pero si el Gobierno federal dice: sí quiero MPP, acepto, llévalo a cabo. Que diga: muy bien, pero necesito tantos millones de dólares para yo darle a los albergues o poner maquilas, poner hospitales y poner hasta chefs, para dar un programa digno, y yo voy a poner seguridad. Es el Gobierno federal el que tiene que estar”, destacó el sacerdote. 

Marisa Limón, subdirectora del Instituto Fronterizo de la Esperanza (Hope Border Institute), también subrayó la menor posibilidad que tienen los retornados a México de lograr el asilo sin el apoyo de abogados, y el mayor riesgo al que se enfrentan en las fronteras mexicanas. 

“Ya sabemos que no funciona. Ya sabemos, ya tenemos el experimento y los resultados, que no funciona en una manera humanitaria, en una manera legal ni en una manera de dignidad. Entonces, no estamos de acuerdo para nada con otra versión de MPP, aunque tal vez la administración está diciendo que va a ser más digno, más justo, eso es imposible, no se puede con esta política tan dura. Todavía estamos viviendo con el daño para las personas que estaban bajo esta política, que se encontraban en este sistema de inmigración”, apuntó. 

El retorno a México “fue algo muy difícil psicológicamente, más que nada, que casi mata a una persona por adentro, que no se nota tanto, pero es un impacto grave. Y ya sabemos eso, entonces ¿por qué vamos a reiniciar algo así?”, cuestionó la activista estadounidense. 

Sus necesidades

La Matriz del Monitoreo y Desplazamiento (DTM, por sus siglas en inglés) “Población bajos los Protocolos de Protección a Migrantes en Ciudad Juárez 2020”, elaborada por la OIM durante el primer trimestre del año de 2020, destacó la presencia de migrantes de Cuba, Honduras, Guatemala, El Salvador, Ecuador, Nicaragua, Venezuela, Brasil, Colombia y Perú en esta frontera.

Según el mapeo, más del 40 por ciento de los migrantes habitaban en las colonias aledañas al Centro Histórico, como Bellavista, Chaveña, Anáhuac, Obrera, Partido Romero e Hidalgo, pero se encontraban distribuidos por todas las áreas de Juárez.

Aunque cada nacionalidad priorizó sus necesidades, tres de cada 10 migrantes identificaron la asesoría legal como el apoyo más importante que necesitan. El 23 por ciento la asistencia médica y un 12 por ciento adicional eligió a los servicios de empleo como los de mayor relevancia. 

Según datos de OIM, del 19 de febrero al martes 24 agosto, el gobierno de Biden recibió a 13 mil 256 personas bajo MPP, 5 mil 747 de las cuales ingresaron a través de Ciudad Juárez, mientras que en distintos albergues y viviendas se encuentran todavía personas bajo MPP que no lograron cruzar la frontera. 

El coordinador estatal de Coespo, destacó además que se desconoce todavía si continuará la política sanitara de expulsión de migrantes a México, bajo el llamado Título 42, a través del cual esta frontera recibe incluso a personas que ingresan a Estados Unidos por otras ciudades, como Reynosa.

close
search