Juárez

Especial: Rickettsiosis, mortal y de bajo perfil

Actualmente, tres niños se encuentran internados en el Hospital Infantil tras ser mordidos por una garrapata

Sol Gallegos
El Diario de Juárez

lunes, 18 octubre 2021 | 13:06

Carlos Sánchez / El Diario de Juárez Carlos Sánchez / El Diario de Juárez Carlos Sánchez / El Diario de Juárez

Al sur de la ciudad, al interior de una vivienda ubicada en el fraccionamiento Senderos de San Isidro, Ana peinaba a su hijo Rodrigo, de tres años de edad, cuando observó que en la frente tenía pegada una garrapata.

La arrancó con las uñas y la mató. Poco después el estado de salud del pequeño empezó a deteriorarse. Fue en el Hospital Infantil de Especialidades (HIE) que la madre supo la enfermedad que atacaba a su hijo: rickettsiosis.

Aunque es un padecimiento del que se conoce poco, la rickettsiosis ha ganado popularidad entre la población por el daño que provoca a la salud y a la vez a que ha generado miedo al afectar a los niños, principalmente.

“Es una enfermedad zoonótica, esto significa que se puede transmitir de los animales al humano y es producida por la mordedura de una garrapata, de cualquier animal, ya sea caballo, gato, perro y es una enfermedad que desgraciadamente tiene una incidencia alta en el estado de Chihuahua”, declaró Margarita Peña, presidenta de la Comisión de Bienestar Animal del Colegio de Médicos Veterinarios del estado de Chihuahua.

La veterinaria dijo que la garrapata necesita de un período mínimo de 10 minutos prendida en la piel para que una persona se pueda contagiar de esta enfermedad y es una afectación muy difícil de diagnosticar pues por su sintomatología difiere mucho de un individuo a otro.

Peña manifestó que ante cualquier sospecha de la rickettsiosis es importante acudir con un médico para que se realice una prueba de sangre en donde mediante los anticuerpos se conocerá si se padece de la enfermedad o no.

“Nosotros la llamamos una enfermedad multisistémica, esto significa que puede afectar cualquier aparato o sistema del cuerpo, algunos síntomas son sangrados nasales, respiratorios, convulsiones, problemas de piel, cualquier síntoma nos puede señalar que es una rickettsiosis, por eso es muy importante checar con pruebas de anticuerpo para ver la cantidad de plaquetas que tiene el individuo”, dijo.

La veterinaria también explicó que los síntomas pueden variar según la persona e hizo hincapié en la importancia de no automedicarse, pues es una enfermedad que puede causar la muerte tanto en las mascotas como en los humanos.

Es importante que la rickettsiosis se diagnostique a tiempo pues en su etapa más crítica puede afectar a los órganos. Es por eso que dentro del tratamiento para combatir el padecimiento es importante recibir transfusiones de sangre.

“La rickettsia produce una baja muy alarmante en lo que son las plaquetas, por eso es muy importante hacer los estudios de sangre cuando se sospecha de esta enfermedad, hay pruebas que te miden la cantidad de anticuerpos y una de las cosas que revisamos primero es la cantidad de plaquetas, por eso al bajar las plaquetas se pierde sangre del cuerpo y se necesitan trasfusiones sanguíneas”, explicó la docente de la UACJ.

Además, Peña señaló que no se necesita tener mascota para tener garrapatas en el hogar, pues si los vecinos tienen perros o gatos también nosotros estamos expuestos a ser mordidos y contraer esta enfermedad.

“Muchas veces los vecinos tienen mascotas con garrapatas y entonces eso nos pone en peligro porque ellas buscan la sangre y si no encuentran una mascota nos pueden morder”, explicó.

Casos locales 

El secretario de Salud, Felipe Fernando Sandoval Magallanes, confirmó que son tres niños los que se encuentran internados en el Hospital Infantil, tras ser mordidos por una garrapata, y necesitan de urgencia donadores de sangre para ganarle la batalla a la enfermedad.

Rodrigo Campos es un pequeño de tres años que el pasado lunes 27 de septiembre sufrió de una mordedura de garrapata y tiene dos semanas internado en el hospital antes mencionado de la ciudad a causa de rickettsiosis.

Su madre, Ana Campos, describe al menor como un niño muy hiperactivo, que le encantaba jugar, bailar e ir al supermercado cerca de su casa, y se dio cuenta de que algo no andaba bien en la salud del pequeño cuando notó que sólo quería estar en cama.

“Fue en mi casa, vivo en Senderos de San Isidro, yo siempre lo estoy revisando constantemente, le estaba acomodando el cabello y mire que la traía en la frente”, detalló la madre de familia, al contar cómo se dio cuenta de la mordedura de garrapata.

Ana explicó que el menor comenzó con fiebre, por lo que lo llevó con un médico que le recetó medicamento para bajarle la temperatura, aunque el problema se fue agravando.

“El niño ya no quería comer y estaba muy débil. Se le calmó un poco la temperatura, pero seguía muy débil y fue cuando nos venimos al Hospital Infantil, aquí me dijeron que le había dado la enfermedad de la rickettsia y fue cuando lo metieron a terapia intensiva”, expresó.

Ante el avance de la enfermedad, los médicos le pidieron donadores de sangre, aunque fue muy complicado encontrar a las personas candidatas. Entre amigos y familia la apoyaron, y a través de medios de comunicación hizo un llamado a la ciudadanía para que le brindaran apoyo con el objetivo de que su hijo se recuperara.

“Ahorita está grave, pero sí ha estado mejorando y gracias a Dios ha aceptado todo lo que le han puesto, pero sí, todavía está delicado”, mencionó Ana sobre el estado de salud de Rodrigo el pasado jueves 14 de octubre.

Uno de los factores importantes, en cuestión de mordeduras de garrapata, son los perros callejeros. Sobre esto la madre del menor dijo que en la zona donde viven existe una gran cantidad de animales que no tienen hogar.

“Vivimos en Senderos de San Isidro, y hay bastantes perros callejeros, yo tengo dos perritas, pero las cuido mucho, y en la colonia sí hay perros, gatos y de todo que tienen garrapatas”, expresó.

De momento, Rodrigo continúa internado en terapia intensiva en el Hospital Infantil, y aún requiere de donadores de sangre para poder sanar. Si le interesa apoyar al menor deberá agendar una cita previa a los teléfonos 656-629-3300, extensión 54078, y entregar el certificado de la donación a Ana Campos, madre del menor, en el número 656-285-7724.

Julián Santiago Pérez, de dos años, es otro de los casos de rickettsiosis en la ciudad, su madre, Marisela Gutiérrez Saavedra, narró que su hijo se encuentra muy delicado de salud y que lleva más de 20 días internado en el Hospital Infantil.

“A mi niño lo llevé a dos clínicas, y me dijeron que tenía algo viral, le dimos tratamiento, pero no veía yo mejoría, empezó a perder la fuerza en su cuerpo y ya no quería levantarse, ya no jugaba y cuando llegué aquí me dijeron que había sido por picadura de garrapata, yo no sabía qué era eso, porque los doctores decían que era algo viral”, expresó angustiada.

Marisela contó que su hijo fue víctima de negligencia por parte de clínicas particulares, pues le hicieron un diagnóstico erróneo y fue por eso que la enfermedad avanzó considerablemente.

“El 23 de septiembre fue cuando ya se me puso muy grave, y cuando lo llevaba a la clínica mi hijo perdió el conocimiento y su corazoncito estaba bien acelerado. Cuando llegué al Hospital Infantil me dijeron que se había convulsionado y fue cuando entró a la gravedad”, mencionó. 

Ambas madres esperan poder recibir próximamente buenas noticias sobre la salud de sus hijos, y comentaron que planean realizar una fiesta cuando los menores sean dados de alta.

¿Cómo prevenir la enfermedad?

La docente de la UACJ, Margarita Peña, también explicó que actualmente el peligro de ser mordido y padecer rickettsiosis puede suceder en cualquier momento del año, aunque antes únicamente en épocas de verano se tenía la presencia de las garrapatas.

La especialista mencionó que la importancia de mantener nuestro hogar limpio es vital, tanto dentro como en los patios, así como ventanas y puertas, y más si hay menores en casa, pues son los que corren mayor peligro al tener un contacto más cercano con las mascotas.

“Ellos abrazan y besan a las mascotas o andan jugando en el piso, entonces es más fácil que una garrapata se les suba. Es importante la prevención, y eso se hace limpiando bien nuestros patios, que las mascotas estén bien atendidas, cuando los saquemos a pasear al parque revisarlos al llegar a casa, fumigaciones frecuentes, y toda la infinidad de productos que existen para que las mascotas no tengan garrapatas”, señaló. 

Síntomas*

• Sangrados nasales

• Complicaciones respiratorias

• Convulsiones

• Problemas de piel

*Pueden variar de acuerdo a cada individuo

Características

1. Es una enfermedad zoonótica, es decir, puede transmitirse de los animales al humano

2. Tiene una incidencia alta en el estado de Chihuahua

3. La garrapata necesita de un período mínimo de 10 minutos prendida en la piel para que una persona se pueda contagiar 

close
search