PUBLICIDAD

Juárez

Estatales cobraron extorsión en el mismo cuartel de la CES

Nueve agentes fueron vinculados a proceso por abuso de autoridad, pero no por robo agravado

Staff
El Diario de Juárez

viernes, 15 octubre 2021 | 12:52

Archivo / El Diario de Juárez

PUBLICIDAD

Ciudad Juárez— Fue en las mismas instalaciones de la Comisión Estatal de Seguridad (CES) donde un grupo de nueve agentes de esa corporación cobró 50 mil pesos por la extorsión a un ciudadano, a quien amenazaron con que, de no entregar el dinero, lo “cargarían” con armas y droga, señala la acusación que fue leída ayer por la agente del Ministerio Público durante la audiencia de vinculación contra los inculpados.

Los agentes José Luis C.C.L., Julián Antonio G.A., José S.L., Omar Manuel E.C., Ricardo G.C., José Antonio R.G, Manuel G.C., Cristóbal Isaac A.V., Luis Alfredo A.C. y Francisco Javier D.L. se presentaron ayer ante juez de Control bajo la causa penal 5520/21 por los delitos de extorsión, robo y abuso de autoridad.

PUBLICIDAD

El juez Luis Javier Ortiz Beltrán declaró auto de vinculación a proceso para todos por abuso de autoridad, sin embargo, los excluyó del delito de robo agravado.

En cuanto a la extorsión agravada, sólo fueron vinculados Cristóbal Isaac A.V., Luis Alfredo A.C., Omar Manuel E.C. y Francisco Javier D.L., por ser quienes pusieron a disposición a la víctima ante la Fiscalía. 

13 de enero de 2020

Los hechos ocurrieron el 13 de enero de 2020 cuando, de acuerdo con la acusación de la víctima, los agentes llegaron a bordo de tres unidades a su domicilio, ubicado en la calle Gombo de la colonia Campestre Virreyes, lo abordaron cuando acababa de subir a su camioneta Ford F150 modelo 2007, y le robaron una cantidad de 28 a 30 mil pesos que tenía en el bolsillo derecho. Posteriormente ingresaron a su domicilio sin orden de cateo, donde agredieron a su hijo menor de edad y a su cuñado.

La víctima, de nombre José Antonio Q., señaló a los agentes de la unidad 046 como quienes lo bajaron de su vehículo, sin embargo, asegura que ya no pudo percatarse de la irrupción de los estatales a su vivienda debido a que ya no le permitieron observar nada hasta que se encontraba en las instalaciones de la CES, según se leyó ayer.

Lo que sucedió en el interior del domicilio obra en la declaración del hijo de la víctima, cuya identidad se protege por ser menor de edad. Dijo que se encontraba en su cuarto cuando llegaron los agentes, le quitaron su teléfono celular y lo hicieron que se fuera a la planta baja junto con su tío; les preguntaron dónde estaban las armas, sin embargo, debido a que respondieron con risas, recibieron una patada en la espalda por parte de uno de los agentes, quien le dijo “de qué te ríes pendejo”; debido a esto, se golpeó contra la escalera en la nariz y en un brazo. 

Posteriormente observó que los agentes se fueron al patio de la casa y desde la terraza observó cuando se llevaron a su padre en una patrulla, además de que vio claramente los uniformes y las leyendas de las unidades.

Exigían 50 mil pesos

Fue la esposa de la víctima quien declaró que, al estar retenido en las instalaciones de la CES, su esposo le habló desde un teléfono que le facilitaron los agentes, y le dijo que le exigían la cantidad de 50 mil pesos para no sembrarle armas y droga y consignarlo ante la Fiscalía. Ante esto, tanto ella como la expareja de José, la madre del menor, se dieron a la tarea de recabar la cantidad necesaria, para lo cual otro de sus conocidos les prestó la cantidad de 13 mil pesos, según se leyó.

Sin embargo, la mujer mencionó que recibió la instrucción de acudir a las instalaciones de la CES, donde ya la esperaba en la caseta un agente encapuchado, a quien le entregó el dinero, pero pese a esto, su esposo fue puesto a disposición de la Fiscalía por delitos contra la salud.

Agregó que cuando pudo hablar con su esposo, este le dijo que los agentes le mencionaron que lo consignaron porque no había entregado el dinero.

La agente del MP Norma Guadalupe Valles mencionó que las víctimas fueron valoradas por peritos en piscología de la Fiscalía General del Estado, donde su declaración no mostró contradicciones, además de que se determinó que habían sufrido afectaciones por los hechos.

Dijo además que la víctima refirió que el dinero que traía en el pantalón era producto de un premio que obtuvo con gallos de pelea, de lo cual se contó con la declaración de otra persona como testigo.

Como prueba de la participación de los 10 agentes, uno de ellos de nombre Héctor R.R., no aparece como imputado debido a que declaró como testigo de los hechos, se comprueba en el rol de actividades que se solicitó a la CES.

Los abogados particulares Mario Espinoza, Jocabeth Santander, José Andrés Martínez y Erika Jasso, representantes de los expolicías, coincidieron en presentar como prueba que el denunciante ya había sido detenido el 26 de junio de 2015 por delitos contra la salud y que al momento ser llevado por los agentes tenía cocaína, misma que reconoció ante el psicólogo haber consumido el sábado 12 de enero de 2020.

Otro de los defensores mencionó además que la Ley de Bienestar Animal prohíbe que los gallos sean usados en actos de crueldad y el dinero que se obtiene de las peleas es ilícito.

También refirió que a los imputados se les notificó la orden de aprehensión hasta 18 horas después de que fueron detenidos.

Los defensores argumentaron además que había contradicciones en las versiones de las víctimas.

Asesinan a una de las víctimas

De acuerdo con el archivo periodístico, José Ángel Magaña Monge, tío del adolescente, quien estaba junto con él en la vivienda cuando ingresaron los agentes, fue asesinado el 22 de marzo del 2020 en un tramo del periférico Camino Real, dijo el fiscal general Roberto Javier Fierro Duarte.

Informó que la noche del pasado viernes 8 de octubre, los exagentes enfrentaron una audiencia final en la que se determinó dejarlos en libertad por el delito de robo y privación de la libertad, pero al salir fueron recapturados y notificados de la nueva acusación.

Todos los imputados se declararon sustraídos de la acción de la justicia, toda vez que no se presentaron en el desarrollo de la audiencia a pesar de ser debidamente notificados, siendo únicamente la defensa de Francisco Javier D. L., quien presentó un justificante médico. 

Los acusados

• José Luis C. C. L.

• Julián Antonio G. A.

• José S. L. 

• Omar Manuel E. C.

• Ricardo G. C.

• José Antonio R. G.

• Manuel G. C.

• Cristóbal Isaac A. V.

• Luis Alfredo A. C.

• Francisco Javier D. L.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search