Desconocen aún impacto de negativa de asilo en EU

Ninguna autoridad mexicana en Juárez ha sido notificada sobre alcances de la resolución de la Suprema Corte estadounidense

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez
sábado, 14 septiembre 2019 | 06:00
Gabriel Cardona / El Diario de Juárez |

Ciudad Juárez— En Ciudad Juárez los diferentes órdenes de gobierno continúan a la expectativa del impacto que tendrá la resolución de la Corte Suprema de Estados Unidos que permite la restricción de solicitudes de asilo a migrantes, ya que hasta ayer no se tenían mayores datos, informó el coordinador general del Consejo Estatal de Protección y Atención a Migrantes (Coespo), Enrique Valenzuela.

“Las autoridades locales, todos los órganos de Gobierno estamos a la expectativa y al pendiente de cuál será el impacto que tendrá esta nueva medida. No sabemos nada (ni fechas ni nacionalidades de los migrantes afectados), solamente tomamos razón de esta resolución en sentido de que toda persona previo a solicitar asilo político a Estados Unidos debe procurar esta misma protección internacional por uno de los países por donde pasó y en este caso pues el último fue México”, explicó.

Actualmente 6 mil 300 migrantes, principalmente de origen cubano, continúan registrados ante Coespo para solicitar asilo político al Gobierno de Donald Trump, aunque Valenzuela estima que al menos la mitad ya se fue a otras fronteras o ya cruzó de otras maneras.

Los que permanecen a la espera tienen ya casi cinco meses en Juárez, la mayoría pagando renta en hoteles o viviendas ubicadas en distintas zonas de la ciudad, algunos de los que temen ser rechazados por Estados Unidos, mientras que al menos 150 han manifestado su interés por pedir refugio en México.

Por su parte, Amnistía Internacional alertó a Estados Unidos que la prohibición de asilo de la administración de Donald Trump podría ser una condena a muerte para personas que buscan seguridad en su país.

A través de un comunicado de prensa, Charanya Krishnaswami, directora de incidencia en las Américas de Amnistía Internacional Estados Unidos, dijo que “la prohibición de asilo que ha permitido la Corte Suprema podría ser una condena a muerte para personas que buscan seguridad y protección. Esta prohibición de asilo se basa en una ideología del odio y la xenofobia, y no se puede permitir.” 

“Todas las personas tienen derecho a buscar seguridad. Este momento será tristemente célebre, como el punto en que el país dio la espalda a quienes en otra época recibía y optó por hacer caso omiso de la humanidad de las personas”, agregó al asegurar que la próxima semana AI viajará al sur de Texas para tratar de tener acceso a los “herméticos” tribunales que se han construido en los puertos de entrada a Estados Unidos.

 Krishnaswami también condenó que los solicitantes de asilo sean sujetos a la política “Permanecer en México” de la administración Trump. 

“Con esa política, el Gobierno estadounidense obliga a quienes solicitan asilo en Estados Unidos a esperar en México la resolución de sus casos… Amnistía Internacional ha visto que, con el programa Permanecer en México, las personas solicitantes de asilo a las que se obliga a esperar en México sufren graves daños, que incluyen secuestros, ataques y extorsiones por parte de las autoridades que se supone que deben protegerlas”, aseguró.

Amnistía Internacional ha comprobado también que el sistema de asilo de México no está bien preparado para dar respuesta al número de personas que podrían verse obligadas a buscar protección en ese país. 

“La investigación de Amnistía Internacional halló que, lejos de brindar seguridad a quienes solicitan asilo, el gobierno mexicano a menudo detiene a esas personas y las deporta a lugares donde corren peligro. Las acciones recientes del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, incluido el despliegue de tropas de la Guardia Nacional por todo el país para perseguir a quienes solicitan asilo, han hecho aún más peligrosa la situación que afrontan esas personas. Según cifras oficiales, las deportaciones de México han aumentado, de 53,747 entre enero y junio de 2018 a 71,376 en el mismo periodo de 2019”, destacó la organización internacional.