Juárez

Cobra auge venta de terrenos en poblado

Precios fluctúan entre los 45 mil y los 240 mil pesos, de acuerdo con el tamaño del espacio y su ubicación

Carlos Sánchez / El Diario de Juárez / Desarrolladores promueven la creación de zonas habitacionales

Luis Carlos Cano C.
El Diario de Juárez

lunes, 01 marzo 2021 | 06:00

Ciudad Juárez— La venta de terrenos ha cobrado auge en los ejidos que forman el seccional de Samalayuca, en donde están ofreciendo lotes de distinta superficie, ya sea para la siembra de hortalizas o algún otro cultivo, así como para construir una casa de campo, de acuerdo con lo que promueven los propietarios de los terrenos.

Incluso, hay un desarrollo habitacional que promueve casas ecológicas en cuya construcción no se utilizan metales, tienen un armado estilo iglú en el que se usa hasta un 90 por ciento de tierra y el 10 por ciento de concreto, comenta Salvador Villeda, uno de los promotores de la venta de lotes y la edificación de este tipo de vivienda.

Se considera que por la pandemia de Covid-19 se detonó la venta de terrenos, la gente está buscando espacios al aire libre, que no haya mucho hacinamiento como ocurre en la ciudad, además de que cambió el régimen de propiedad de ejidal a dominio pleno, que es equivalente a la propiedad privada, lo que facilita la comercialización de las tierras, dijo Javier Meléndez Cardona, presidente seccional de Samalayuca.

Indicó que hay varios desarrolladores que ya promueven la creación de zonas habitacionales en la región, con la venta de lotes desde mil o dos mil metros cuadrados, hasta la hectárea, que son los 10 mil metros cuadrados, y a precios que fluctúan de los 45 mil a los 240 mil pesos, de acuerdo con el tamaño del terreno y su ubicación.

La venta de los lotes en se anuncia a diario en las redes sociales o los mismos promotores los dan a conocer, pero los fines de semana en la calle principal de Samalayuca se colocan los vendedores en camionetas o en los puestos de venta de comida, para atraer la atención de los visitantes al poblado, dijo una mujer que ofrece terrenos en venta.

Viviendas ecológicas

Otros, como es el caso de Salvador Villeda, ofertan además la construcción de la vivienda, y en su caso están promoviendo las de tipo ecológico con forma de iglú, que son hechas de 85 a 90 por ciento de tierra y de un 10 al 15 por ciento de concreto, además de que no se utiliza ningún tipo de fierro.

Campestre Lomas es el nombre de este desarrollo habitacional que se promueve con la venta de terrenos desde los 600 a los mil metros cuadrados y en los que se ofrece fácil acceso, energía eléctrica, agua, crédito, mensualidad baja y trato directo con el propietario del lote.

Se trata de viviendas que además cuentan con un sistema de manejo de desechos de tal forma que no lleguen al subsuelo y tienen el equipamiento para el uso de la energía solar, indicó.

Villeda consideró que el auge en la venta de lotes, en su mayoría para uso residencial, se debe a los problemas de delincuencia que hay en la ciudad, además de que por el Covid-19 las personas buscan ahora un ambiente más sano donde vivir, y no van al Valle de Juárez porque ahí también es alto el índice de inseguridad, por lo que se dirigen al sur, a Samalayuca.

Otro de los vendedores dio a conocer que el desarrollo habitacional que promueve se encuentra cerca de la termoeléctrica, en el sur del poblado, en donde pueden adquirirse lotes de hasta mil metros cuadrados, o más, si la propiedad la quieren usar para la agricultura.

Para comprar se aporta un 30 por ciento de enganche y el resto en mensualidades, de acuerdo con el costo de la propiedad.

Javier Meléndez, presidente seccional de Samalayuca, dijo que lo que hacen para controlar este tipo de desarrollos es pedirles a quienes los llevan a cabo que se registren ante la Junta Municipal para saber dónde están ubicados, la seguridad jurídica de las tierras y garantizar el abasto de agua.

Ya se tienen registrados cuatro desarrollos habitacionales: Villas del Cielo, Villas Campestre, Villas de San Juan y Villas de Guadalupe.

Luego del registro se les está expidiendo la credencial de vendedores certificados, con el propósito de evitar situaciones de fraude, comentó.

Dijo que, en lo correspondiente al abasto de agua, al registrarse se les pide que especifiquen sobre ello y la mayoría tienen concesiones que han sido autorizadas por la Comisión Nacional del Agua (Conagua), solo que en su explotación hacen un cambio de destino, de la agricultura al uso doméstico para casas de campo.

Sin embargo, comentó, el ejidatario que tiene pozo de agua, en lugar de usarlo todo en el riego agrícola, ahora utiliza una parte para este tipo de viviendas.