Juárez

Por su hija desaparecida

4 mil 383 días de dolor

En 12 años, a José Luis y su esposa Martha sólo les han entregado un pedazo de hueso de Esmeralda

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

miércoles, 19 mayo 2021 | 13:01

Gabriel Cardona / El Diario de Juárez | José Luis en 2018 durante el inicio de la caravana ‘La realidad del Norte’ Archivo / El Diario de Juárez | De todo han hecho para difundir el rostro de Esmeralda Castillo

Con 10 centímetros de una tibia izquierda, presuntamente de su hija, como único resultado de las autoridades en 12 años de búsqueda, los padres de Esmeralda Castillo Rincón suman hoy 4 mil 383 días de dolor y desesperación por no conocer su paradero. 

“No me olviden, falto yo” es la leyenda que se lee sobre el rostro de la adolescente que llevan Martha Rincón y José Luis Castillo en una manta rosa colgada al cuello, por las calles de Ciudad Juárez y otras entidades de México. 

“La verdad ha sido bien cañón, cuando la gente me pregunta cómo hemos logrado sobrevivir, les digo que gracias a Dios… y cuando me llaman para amenazarme y decirme que ya le pare les digo: ya no puedes matarme, yo ya estoy muerto en vida desde hace 12 años, ya sólo puedes rematarme”, confesó ayer el hombre de 60 años de edad. 

Esmeralda tenía 14 años cuando el 19 de mayo de 2009 salió de su casa ubicada en la colonia Postal, al norponiente de Ciudad Juárez, para ir a la Secundaria Técnica 79, pero nunca regresó.

Desde entonces han pasado 4 mil 383 días de dolor e incertidumbre, por lo cual hoy sus padres colocarán un contador frente a la Fiscalía Especializada en Atención a Mujeres Víctimas del Delito por Razones de Género (FEM), en donde una vez más exigirán su localización. 

Igual que el primer día en el que no regresó a su casa, la familia Castillo Rincón saldrá hoy a buscar a su quinto integrante, pero también a prevenir que otras mujeres desaparezcan en Ciudad Juárez. 

“Ha sido bien difícil, pero seguimos de pie para que no desaparezca ninguna niña más. Toda la familia nos damos alientos uno a otro, mi señora a mí, yo a mi hijo, mi hijo a mi otra hija”, relató quien hace 12 años era trabajador sindicalizado del Departamento de Control de Tráfico del Municipio de Juárez, en donde comenzó a faltar para poder buscar a su hija.

“Me llamaron y me dijeron: o buscas a tu hija o sigues en el trabajo y optamos por la primera cosa”, dijo el juarense quien el Día del Padre de 2011 se encadenó para exigir a las autoridades el regreso de su hija. 

Tras perder su trabajo, la pareja decidió dedicarse a la venta de hamburguesas los fines de semana, en el exterior de su casa, mientras buscan a la tercera de sus hijos. 

Esmeralda quería ser veterinaria, porque le gustaban mucho los animales, pero cuando su mamá se enfermó del riñón, cambió de idea y comenzó a decir que quería ser uróloga, y si era necesario ella le donaría el riñón a su mamá, recordó la madre juarense.

Durante años, los padres recibieron llamadas en las que le decían que Esmeralda estaba viva, pero retenida contra su voluntad, una de las llamadas decía incluso que había tenido un hijo. Pero esas personas tuvieron que huir de Juárez porque recibieron amenazas, dijo ayer Castillo. 

Hace meses se les dijo que había comenzado el proceso de inscripción en una escuela ubicada en el centro del país, por lo que pidieron el apoyo de la Fiscalía General del Estado, sin embargo todavía continúan las gestiones.

Hasta hoy, el único resultado de las autoridades ha sido el hallazgo de 10 centímetros de hueso de su pierna izquierda, en el desierto del Valle de Juárez, en la zona conocida como Arroyo El Navajo.

Los padres y abogados del Grupo de Acción por los Derechos Humanos y la Justica Social lograron deslindar a Esmeralda del caso, debido a la falta de pruebas. Y aunque ellos mismos encabezaron rastreos en el desierto no encontraron más restos de su hija, aunque sí de otras víctimas cuyas identidades no se les han dado a conocer, por lo que también lograron sacar la carpeta de investigación de homicidios para que continuara siendo buscada.

Pero hace unos días los padres tuvieron una reunión con la comisionada estatal de Búsqueda de Personas, Laura Moreno, quien les dijo que ellos no tienen el caso a su cargo, porque para ello es necesario que la familia se los solicite directamente o que la Fiscalía les haga una petición. 

“Ellos no se rigen bajo la ley nacional, ellos nunca han tenido el caso de Esmeralda”, lamentó el padre que hizo un llamado a otras familias para verificar que sí estén buscando a sus seres queridos. 

Sobre el resto óseo encontrado en el Valle de Juárez, dijo que a través del Grupo de Acción por los Derechos Humanos y la Justica Social consiguieron el apoyo de un perito forense guatemalteco externo a las autoridades, pero que la FGE no le ha permitido recibir una parte del resto para que pueda analizarla en su laboratorio. 

“Como padre y mamá de Esmeralda podemos recibir el resto, pero tenemos que firmar que estamos conformes con que es de Esmeralda, que Esmeralda está sin vida, nos condicionan”, explicó quien pide que sigan buscando a su hija. 

Hoy la familia se manifestará a partir de las 19:30 horas, en el exterior de la FEM, a donde convocó a la comunidad a apoyarlos para exigir el regreso de Esmeralda.

SIGUE SU BÚSQUEDA

Hoy a partir de las 19:30 horas realizarán una manifestación en el exterior de la FEM

hmartinez@redaccion.diario.com.mx

close
search