Internacional

Ordena Rusia la retirada parcial de la región fronteriza de Ucrania

Bajan las probabilidades de una guerra en Europa

Associated Press / Una imagen satelital de equipo militar este mes cerca de Voronezh, Rusia, a unas 100 millas de la frontera con Ucrania

Agencias

jueves, 22 abril 2021 | 12:53

Moscú— El Ministerio de Defensa de Rusia ordenó este jueves un retiro parcial de las tropas de la frontera con Ucrania, lo que indica una posible disminución en un enfrentamiento militar que había dado la alarma de que se avecinaba una nueva guerra en Europa.

La orden se produjo un día después de que el presidente Vladimir V. Putin, en un discurso anual sobre el estado de la nación, recitara una lista de quejas contra las naciones occidentales, incluidas amenazas de nuevas sanciones. Putin advirtió de cruzar una "línea roja" rusa con presión adicional sobre Moscú. La enorme acumulación en la frontera con Ucrania estaba en su lugar mientras hablaba.

Esa movilización había preocupado cada vez más a la Organización del Tratado del Atlántico Norte, las capitales europeas y Washington, y fue vista como un desafío temprano de política exterior para la administración de Biden.

El ministro de Defensa ruso, Sergei K. Shoigu, quien había calificado la preparación como una prueba para el ejército ruso, dijo que las unidades desplegadas en el área fronteriza habían demostrado sus capacidades y ahora deberían regresar a sus posiciones regulares.

"Creo que los objetivos de la prueba de preparación se lograron por completo", dijo Shoigu, según la agencia de noticias oficial rusa Tass, que informó que había ordenado a las tropas que regresaran a sus cuarteles antes del 1 de mayo.

Sin embargo, la orden especificaba que las tropas que partían de un gran campo a unos 160 kilómetros de la frontera con la región oriental de Ucrania, conocida como Donbas, deberían dejar sus vehículos blindados allí hasta el otoño. Las imágenes de satélite habían mostrado cientos de camiones y tanques estacionados en los campos de la zona.

La prohibición rusa sobre el tráfico aéreo civil cerca de la frontera con Ucrania hasta el sábado también siguió en vigor este jueves.

Poco después del anuncio de Shoigu, el presidente de Ucrania, quien solo dos días antes se dirigió a su nación por televisión advirtiendo sobre la posibilidad de una guerra, dijo que acogía con satisfacción la medida de Rusia.

"La reducción de tropas en nuestra frontera reduce proporcionalmente la tensión", dijo en Twitter el presidente Volodymyr Zelensky de Ucrania.