Internacional

Alertan que opositor ruso podría morir en cualquier momento

Se han elevado rápidamente sus niveles de potasio, lo que puede ocasionarle un ataque cardiaco

Associated Press

sábado, 17 abril 2021 | 16:40

Moscú— Uno de los médicos del líder opositor ruso encarcelado, Alexei Navalny, quien está en su tercera semana de huelga de hambre, afirmó que su salud se está deteriorando rápidamente y que el crítico del Kremlin de 44 años podría estar al borde de la muerte.

El médico Yaroslav Ashikhmin dijo este sábado que los resultados de las pruebas que recibió de la familia de Navalny muestran que se han elevado rápidamente sus niveles de potasio, lo que puede ocasionarle un ataque cardiaco, así como altos niveles de creatinina que indican insuficiencia renal.

"Nuestro paciente podría morir en cualquier momento", dijo el doctor en una publicación de Facebook.

Anastasia Vasilyeva, directora del sindicato Alliance of Doctors, respaldado por Navalny, dijo en Twitter que "se deben tomar acciones inmediatamente".

Navalny es el crítico más conocido del Presidente ruso, Vladimir Putin.

Sus médicos personales no han podido verlo en prisión. Inició una huelga de hambre para protestar por la negativa a dejarlos visitar cuando comenzó a experimentar un fuerte dolor de espalda y pérdida de sensibilidad en las piernas. El servicio penitenciario estatal de Rusia ha dicho que Navalny está recibiendo toda la ayuda médica que necesita.

Navalny fue arrestado el 17 de enero cuando regresó a Rusia desde Alemania, donde había pasado cinco meses recuperándose de una intoxicación por agentes nerviosos soviéticos que atribuye al Kremlin. Los funcionarios rusos han negado cualquier participación e incluso han cuestionado si Navalny fue envenenado, lo que fue confirmado por varios laboratorios europeos.

Fue condenado a dos años y medio de prisión bajo el argumento de que su prolongada recuperación en Alemania violó las normas de su libertad condicional en una sentencia por un caso de fraude del que, según Navalny, tenía motivaciones políticas.