Estados Unidos

Planean en EU prohibir cigarros mentolados

Los cigarros mentolados se han comercializado de manera agresiva para los afroamericanos en Estados Unidos

Tomada de internet

The New York Times

viernes, 30 abril 2021 | 14:51

Nueva York— La administración de Biden planea proponer una prohibición de los cigarros mentolados, un objetivo de salud pública buscado durante mucho tiempo por los grupos de derechos civiles y antitabaco que ha sido rechazado por la industria tabacalera durante años, según un funcionario federal de salud.

Durante décadas, los cigarros mentolados se han comercializado de manera agresiva para los afroamericanos en Estados Unidos. Alrededor del 85 por ciento de los fumadores afroamericanos usan marcas de mentol, incluidas Newport y Kool, según la Administración de Alimentos y Medicamentos. Las investigaciones muestran que es más fácil volverse adicto a los cigarros mentolados y más difíciles de dejar que los productos de tabaco simples.

La F.D.A. se ve obligada a actuar antes de una fecha límite de la corte: un juez de distrito federal en el norte de California había ordenado a la agencia que respondiera antes del 29 de abril a una petición de los ciudadanos para prohibir el mentol. Pero es poco probable que una prohibición entre en vigor en el corto plazo, porque es probable que cualquier propuesta termine en una batalla judicial prolongada. La propuesta también incluiría la prohibición de todos los puros con sabor producidos en masa, incluidos los puritos, que se han vuelto populares entre los adolescentes.

Sin embargo, la prohibición no se aplicaría a los cigarros electrónicos, que se consideran un medio para ayudar a los fumadores de cigarros mentolados regulares a dejar de fumar. La mayoría de las marcas de cigarros electrónicos, incluida Juul, están pasando por una revisión de la F.D.A. que determinará si son lo suficientemente beneficiosas para la salud pública como para permitir su permanencia en el mercado.

Delmonte Jefferson, director ejecutivo del Center for Black Health and Equity, una de las organizaciones detrás de la petición, calificó la decisión como una victoria para los afroamericanos.

“Esto ha tardado mucho en llegar”, dijo Jefferson. “Hemos estado librando esta pelea desde la década de 1980.