Estados Unidos

Interroga el Congreso a directores de compañías tecnológicas

No es la primera vez que Sundar Pichai de Google, Mark Zuckerberg de Facebook y Jack Dorsey de Twitter han testificado

Associated Press / Twitter Jack Dorsey, el director general de Google Sundar Pichai y el direcor general de Facebook Mark Zuckerberg

Agencias

jueves, 25 marzo 2021 | 14:29

Washington— Los legisladores están interrogando a los directores ejecutivos de Google, Facebook y Twitter hoy sobre el papel que han desempeñado sus empresas en la promoción del extremismo y la difusión de información errónea, publicó The Washington Post.

No es la primera vez que Sundar Pichai de Google, Mark Zuckerberg de Facebook y Jack Dorsey de Twitter han testificado. Pero el enfoque en la desinformación y el extremismo es nuevamente relevante después de los disturbios en el Capitolio del 6 de enero, que explotaron a partir de un vórtice de afirmaciones falsas difundidas por legisladores y figuras de los medios de derecha de que las elecciones presidenciales de 2020 habían sido manipuladas contra el expresidente Donald Trump.

La audiencia se lleva a cabo a través de una videollamada, dirigida por demócratas en el Comité de Energía y Comercio de la Cámara. Quieren precisar a los directores ejecutivos sobre cómo sus empresas ayudaron a fomentar el entorno que condujo a la insurrección, y también interrogarlos sobre cómo los grupos antivacunas y los escépticos del covid-19 han utilizado las redes sociales para impulsar la desinformación médica durante la pandemia, según personas familiarizadas con los preparativos de los legisladores para la audiencia.

Los republicanos en el panel tienen un conjunto diferente de objetivos. Es probable que acusen a los directores ejecutivos de censurar puntos de vista conservadores y rechacen las demandas de los demócratas de reglas más estrictas sobre la vigilancia del odio y la violencia en las plataformas.

Las empresas han tomado medidas para reducir las mentiras y las teorías de conspiración en sus plataformas durante el último año. Facebook y Twitter eliminaron miles de grupos y cuentas que promovían las infundadas teorías de la conspiración después de albergarlas durante años. Y las tres plataformas suspendieron al expresidente Donald Trump en los días posteriores a los disturbios en el Capitolio, una ruptura importante con su posición de largo tiempo de que a los líderes políticos se les otorga una excepción de interés periodístico.