Estado
Gobierno del Estado

Rebasa los 7 mil mdp deuda con proveedores

Gobernador reconoce sólo mil millones

El Diario / Al cierre de septiembre pasado el Gobierno estatal tenía pasivos con proveedores por pagar a corto plazo por más de 2 mil 779 millones de pesos, sumados a 656 millones 369 mil pesos que se adeudan a contratistas por obras públicas por pagar también a corto plazo

Javier Olmos
El Diario de Juárez

sábado, 26 diciembre 2020 | 09:13

La deuda que tiene el Gobierno del Estado con proveedores supera los 7 mil millones de pesos, y no son sólo mil millones como lo reconoció recientemente el gobernador Javier Corral al lamentar la crisis financiera que enfrenta su administración de cara al 2021, señalaron diputados de Morena.

Los legisladores presentaron documentos oficiales de la Secretaría de Hacienda que exhiben el nivel de endeudamiento que tiene la gestión estatal.

Entre ellos se encuentra el Informe Analítico de la Deuda Pública y Otros Pasivos, que marca en “otros pasivos” –que también significa la deuda que se tiene con proveedores– un monto pendiente por pagar superior a los 7 mil 393 millones de pesos.

Esto viene a sumarse a una “sobreelevada” prioridad en el gasto para el próximo año en el renglón de seguridad y justicia, en el que se pretende incrementar el presupuesto en más de 229 millones de pesos en comparación con 2020, cuando se ejercieron 7 mil 702 millones de pesos, indicó Miguel Ángel Colunga, coordinador de la bancada de Morena en el Congreso del Estado y presidente de la Comisión de Fiscalización.

Esto, cuando en programas de inversión y obra pública habrá una reducción de más de mil 533 millones de pesos, señaló.

Por su parte, el legislador Benjamín Carrera expuso el informe de la Secretaría de Hacienda denominado “Estado de la situación financiera detallado”, que establece que al cierre de septiembre pasado el Gobierno estatal tenía pasivos con proveedores por pagar a corto plazo por más de 2 mil 779 millones de pesos, sumados a 656 millones 369 mil pesos que se adeudan a contratistas por obras públicas por pagar también a corto plazo.

“Lo que dice el gobernador es una cifra muy baja de los proveedores. Le falta hablar de los pasivos del Instituto Chihuahuense de la Salud, de Pensiones y de Servicios de Salud, que esos son adeudos más grandes y tienen la misma fuente de financiamiento”, señaló.

Es decir, abundó, “el gobernador habla sólo de las finanzas centrales, pero no de que el problema es mayor y no se soluciona con una solicitud de anticipo de participaciones, puesto que éstas se descontarían en el 2021, restándole una vez más flujo de efectivo a las finanzas estatales y dejándonos la bronca a nosotros”.

La semana pasada Corral advirtió a los proveedores que tendrán que esperar hasta el 2021 para que se liquide el adeudo, y agregó que su gobierno atraviesa por una “compleja situación financiera” y la Federación no le ha dado respuesta a la solicitud para el envío de mil 500 millones de pesos como adelanto de participaciones, para poder hacer frente a la problemática.

Dijo que existen hospitales privados que han comenzado a cancelar los servicios médicos subrogados al personal del Gobierno estatal por los adeudos que se tienen, de modo que se está gestionando la forma de ampliar el crédito de corto plazo solicitado recientemente para poder obtener recursos adicionales que les permitan superar la crisis.

“Enfrentamos la falta de liquidez, estoy en una circunstancia muy compleja, créanme que este tema de los recursos sí me quita el sueño”, expresó el mandatario, quien detalló que se cancelarán proyectos de gobierno y que en estos momentos los gastos del Estado se encuentran suspendidos.

Al mismo tiempo, Corral está tratando de obtener la aprobación de las dos terceras partes del Congreso para poder obtener un nuevo financiamiento pagadero a 20 años por mil 633 millones de pesos, los cuales, asegura, servirán para ejecutar obra pública.

Con respecto a la deuda a proveedores, el gobernador pidió la comprensión de las empresas y que la situación no termine en demandas penales por incumplimiento de pago, pues afirmó que el dinero no se desvió de manera ilícita, sino que se tuvo que redirigir para hacer frente a la contingencia provocada por el Covid-19.

Según Corral, para enfrentar la pandemia se adquirieron pruebas PCR e insumos médicos, y se tuvo que hacer una reconversión hospitalaria, además de la entrega de bonos al personal de la salud y apoyos para las micro, pequeñas y medianas empresas. 

jolmos@redaccion.diario.com.mx