Estado

Giran nueva orden de aprehensión vs exauditor estando preso, acusa

Jesús Manuel Esparza Flores indicó que se trata de abusos, irregularidades y excesos que la Fiscalía General del Estado de Chihuahua comete con aval de 'jueces de consigna'

Archivo/El Diario

Jaime Armendáriz
El Diario de Chihuahua

viernes, 27 septiembre 2019 | 13:31

Chihuahua.- El exauditor Superior del Estado, Jesús Manuel Esparza Flores, denunció públicamente en redes que le giraron una orden de aprehensión estando encerrado en el Cereso, para fincarle un nuevo cargo penal por el presunto delito de peculado.

Aseguró que el Gobierno de Chihuahua se ha empeñado en demostrar desfalcos millonarios en la anterior administración y, “sin embargo, han abierto una y otra carpeta contra las mismas personas. Más de 40 carpetas se centran en menos de 5 personas. Ya agarraron de piñata política a un pequeño grupo de exfuncionarios”.

La audiencia para informarle del nuevo cargo estaba programada a las 11 de la mañana pero se difirió hasta las 2:30 de éste viernes porque la defensa no conocía la carpeta, adelantó uno de sus abogados.

En Facebook, el exauditor indicó que se trata de abusos, irregularidades y excesos que la Fiscalía General del Estado de Chihuahua comete con aval de “jueces de consigna”.

La nueva orden de aprehensión se le notificó a las 8:45 de la noche del jueves, según relató, y lo atribuye a una publicación que hizo ayer en contra de los procesos que el estado lleva en su contra.

“Esa fue la reacción del Gobierno del Estado y el Poder Judicial, que en Chihuahua parecieran ser el mismo poder tras mi publicación de ayer en redes sociales y la cual fue retomada por varios medios de comunicación, a quienes agradezco la difusión”, expuso.

La orden fue girada por la juez de control María Guadalupe Hernández, “una de las favoritas del sistema para los llamados “Expedientes X” y a quien hace meses denuncié por delitos contra la administración de la justicia”, acusó.

De igual forma hizo responsable al Poder Ejecutivo y Judicial de cualquier agresión, amenaza, atentado o daño que pudieran sufrir él o su familia y yo.

“Como si fuéramos delincuentes de alta peligrosidad vendrán a notificarme en la madrugada para evitar que mis abogados preparen defensa. Así lo han hecho conmigo, con Marcelo González Tachiquín y con Alejandro Villarreal, llegando de madrugada amagando con armas largas a las esposas y a los hijos mediante un aparatoso operativo”, puntualizó.