Estado

Avienta Elizondo la culpa a Siqueiros

Desarrollo Urbano presentó proyectos incompletos: exsecretario de Obras Públicas

Javier Olmos
El Diario de Juárez

jueves, 23 septiembre 2021 | 12:01

| Gustavo Elizondo Aguilar (Izq), Luis Felipe Siqueiros Falomir (Der)

Al tratar de justificar la falta de sanciones a constructoras por incumplimiento de contratos, el exsecretario de Comunicaciones y Obras Públicas (SCOP), Gustavo Elizondo, dijo que las empresas ejecutaron proyectos incompletos porque así los elaboró la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología (Sedue), cuyo titular entonces era Luis Felipe Siqueiros Falomir.

Elizondo Aguilar expresó que son ciertos los señalamientos que en su momento hizo el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Jorge Bermúdez, quien dijo que los proyectos ejecutivos se hicieron desde la ciudad de Chihuahua sin visitar Juárez, en relación con la construcción de los puentes del corredor multimodal y el BRT-2.

“Primeramente, nosotros como autoridad no podemos violentar la ley, y solamente podemos hacerle cargos al constructor cuando es imputable a él los retrasos o las omisiones”, dijo Elizondo ayer, al confirmar que la empresa Teporaca Constructora nunca recibió sanción alguna por la construcción del paso superior de la calle Arizona, por la que cobró 41.2 millones de pesos.

En este caso, expresó, “tuvimos la necesidad imperativa de ampliarle el plazo al constructor porque nos obligó Comisión Federal a mover los postes de transmisión que están en la parte sur de lo que en aquel entonces era la construcción del puente, y si nosotros hubiéramos optado por la sanción por incumplimiento a Teporaca, hubiéramos tenido que licitar la colocación de los postes, y eso nos hubiera llevado tres meses”.

“La experiencia que nosotros tuvimos con Teporaca fue pésima”, aseguró, y añadió que aun cuando “recomendó” al Fideicomiso de Puentes Fronterizos que no le dieran más contratos, la entidad paraestatal todavía le adjudicó la edificación del paso inferior de calle Sorgo y avenida De las Torres.

En el caso de Constructora y Proveedora Fuentes (Coprofusa), que abandonó la construcción del tramo 8 del BRT-2 en la avenida 16 de Septiembre, “se dio una situación en donde yo tenía la opción de iniciar el procedimiento de recisión por incumplimiento, pero igual ellos pudieron haberse acogido al derecho del amparo y haber alargado el proceso para que nos entregara la obra incompleta, de como la habían dejado”, refirió.

Entonces, continuó el exfuncionario, “optamos por un acuerdo de terminación anticipada para fin de poder concluir con ellos el compromiso y yo poder llevar a cabo la continuación de la obra bajo otro procedimiento”.

Al dejar la obra parada, Coprofusa afirmó que, de continuar, se ponía en riesgo una tubería que surte agua potable a gran parte de la ciudad.

Elizondo dijo al respecto que, “en efecto, eso señaló, pero la JMAS certificó que no existía riesgo, sin embargo en la continuación de la obra nosotros (SCOP) decidimos cambiar el proceso de la terracería, previa autorización de la SEDUE, para minimizar cualquier riesgo en la obra. Así es como ahora se está desarrollando la obra”.

Sobre Urbanizaciones y Construcciones BCH, que dejó a medias la edificación de un puente en la avenida De las Torres y bulevar Zaragoza, expuso que la compañía está en proceso de devolver el anticipo que se le otorgó por 12 millones de pesos, de un total de 28 millones pactados en contrato, y que se inició un proceso de recisión. “El procedimiento lo está viendo la Secretaría de la Función Pública”, aseguró.

Proyectos incompletos

En los demás casos, expresó Elizondo, “los retrasos no han sido imputables a los contratistas”, poniendo como ejemplo las estaciones subterráneas del corredor Tecnológico en el Centro Histórico, Catedral y Muref. En este caso, indicó que incluso al cierre de la administración corralista el Estado no tenía las licencias de construcción otorgadas por el Municipio.

“¿Cómo puedo sancionar a esas empresas cuando el Estado, a través de la SEDUE, fue la responsable de la elaboración de los proyectos?”, enfatizó. Desarrollo Urbano hizo los proyectos ejecutivos, aunque la SCOP los pagó, refirió.

El encargado de las obras que llevó a cabo la administración anterior confirmó lo que el presidente de la CMIC, Jorge Bermúdez, señaló sobre los proyectos ejecutivos de los puentes del corredor multimodal y el BRT-2: que se hicieron en las oficinas de Chihuahua.

Pero insistió: “quien tiene la responsabilidad tanto de la elaboración de los proyectos como de la obtención de las licencias de construcción es la Secretaría de Desarrollo Urbano”.

“Yo tengo que decir que, lo que ha venido señalando la CMIC le asiste la razón en cuanto a que estaban incompletos los proyectos. Tengo que reconocer que, en efecto, por eso es que los atrasos. Nos decían los contratistas, ¿pero qué hago aquí si no está bien definido en el proyecto? Los proyectos ejecutivos estaban incompletos”, puntualizó.

A la pregunta de por qué continuar con las obras a sabiendas de que los proyectos estaban incompletos, Elizondo respondió que había una bolsa de más de 4 mil millones de pesos que tenía que gastarse, y de haberse esperado a que estuvieran completos no hubieran arrancado las obras nunca. “Era dejar ir una inversión de esa naturaleza”, expresó.

Ofreció disculpas a la ciudadanía, pero enfatizó que si Javier Corral le volviera a preguntar si iniciaría las obras, le diría que sí.

El Diario buscó a Luis Felipe Siqueiros Falomir, extitular de la SEDUE, para que diera una postura sobre los señalamientos, pero no respondió mensajes ni llamadas telefónicas en su teléfono personal. 

close
search