Estado

Aprovecha cuarentena para crear arte

Contingencia, oportunidad para compartir el tiempo con uno mismo, dice el artista Homero Baeza

Juan Carlos Núñez/El Diario

lunes, 04 mayo 2020 | 13:50

Chihuahua.- El reconocido multifacético artista y catedrático chihuahuense, Homero Baeza Arroyo, ha aprovechado la actual cuarentena provocada por el Coronavirus (Covid- 19) para echar a volar la imaginación y creatividad para hacer arte, por lo que envía un mensaje de positivismo a todo la comunidad para que en lugar de entrar en desesperación por aislamiento, tener la oportunidad para crecimiento personal y fortalecer la individualidad. 

En los últimos años, el maestro se ha destacado por muchas exhibiciones de sus esculturas, que han dado la vuelta a todo el estado, varias ciudades de México y parte de Estados Unidos, por lo que ahora con la contingencia sanitaria, le ha ayudado a continuar con la creación de sus obras plásticas, cursos virtuales, asesorías a alumnos y colegas, así como creaciones en literatura. 

No obstante, reconoció que la actual contingencia pospuso varias exposiciones escultóricas preparadas como la que tiene en el Centro Cultural Paso del Norte en Ciudad Juárez, que se encuentra bajo resguardo, donde “Soledad Obligada”, “Frente al Espejo” y “Arlequín” son sus tres piezas exhibidas.

También tenía para marzo pendientes exposiciones en la galería Agave Rosa en El Paso, Texas, así como en el municipio de Ojinaga y comunidades rurales, éstas últimas con piezas de cerámica.

En sus últimas piezas, usa técnica en tallas directas de poliestireno expandido, también conocida como nieve seca, cubiertas con una capa de yeso pulido y forrada en papel gris, pulido de igual forma, con acabados o pátinas en metales, piedras, arcilla, entre otros materiales, sellados con barniz o resinas, que da un toque muy bello. 

Dichas piezas no son pesadas ya que oscilan entre los cinco y 12 kilos cuando máximo, así como un costo de incluso mil y alcanza los ocho mil pesos. Esto porque ha considerado que el arte debe estar al alcance de todo. 

Según lo dicho por el mismo artista, ha esculpido fácilmente más de 500 piezas a lo largo de su vida. Aunque la situación de aislamiento podría ser difícil para mucha gente que suele socializar, para el maestro Baeza, dijo haberle caído como anillo al dedo, ya que él ha permitido trabajar en muchos bocetos, cerámica, utilizar diferentes barros de la región de Ojinaga, hacer versos, aunque también continúa en contacto vía whatsapp y videoconferencias. 

Reconoció que también es afortunado, ya que a sus 70 años, es jubilado y dejó la docencia en 2013 en el Centro de Desarrollo Artístico “David Alfaro Siquerios” (Cedart) y en 2015 en el Conservatorio de Música de Chihuahua, sin embargo eso no le ha impedido seguir en el mundo artístico y continuar con su arte; ha sido juez de teatro, de danza, da asesorías y colabora en muchos proyectos colectivos.

 “La cuarentena para muchos es como estar en la cárcel. Esta prisión para mí no existe, es la mejor oportunidad que he tenido para hacer más cerca de mí mismo, de conocerme, de hacer lo que yo quiero. El material y el artista no se agotan, mientras tenga vida, va a seguir creando''.