El Paso

Mural en secundaria Guillen honra a olímpico de El Paso

Javier Montez graduó de Bowie HS y compitió en atletismo en H

De la Redacción
El Diario de El Paso

jueves, 21 octubre 2021 | 17:35

Cortesía

El Paso— La comunidad de Bowie reveló el pasado martes un mural enorme de Javier Montez en la pista de Guillen Middle, durante una ceremonia que reconoció las contribuciones del graduado de Bowie de 1948, que en 1952 corrió en los Juegos Olímpicos de Helsinki.

El mural de 13 pies de alto y 8 pies de ancho del reconocido artista Jesús “Cimi” Alvarado, muestra a un Montez de 15 años durante sus días de Bowie, cuando la escuela ocupaba lo que ahora es Guillén. Los transeúntes en South Cotton verán un recorte de madera con una combinación de pintura en aerosol y pincel que celebra al primer atleta olímpico de El Paso, agachado en la pista como si estuviera listo para comenzar una carrera.

“Estaría muy orgulloso”, dijo su hija Marcia Montez-Smith. “Amaba a Bowie. Amaba a la comunidad aquí y estaba orgulloso de ser de aquí ".

Había conseguido un adelanto del mural en las noticias antes de la inauguración oficial, pero estaba asombrada de verlo en persona.

“Me sorprendió lo asombroso que es y el buen parecido que tiene”, dijo Montez-Smith. "Es simplemente hermoso. Estoy muy conmovida y agradecida".

El corredor consumado, que se destacó en la pista al ganar el estado en 1947 con una carrera de una milla en 4:25 minutos, obtuvo una beca para correr en la Texas Western University. Se graduó con un título en ingeniería electrónica y obtuvo una maestría en ciencias de la NMSU.

Montez fue llamado al servicio activo en el Ejército, sirviendo en la Guerra de Corea como líder de pelotón y dado de baja honorablemente como primer teniente. Profesionalmente, Montez pasó toda su carrera como ingeniero electrónico en la Junta de Defensa Aérea del Ejército de Estados Unidos. En Fort Bliss, UTEP y El Paso Athletic Hall of Famer también se postularon para la Junta Escolar de El Paso, cumpliendo dos términos de 6 años.

“Este es el trabajo que me encanta hacer: contar las historias de mi comunidad”, dijo Alvarado, un graduado de Bowie en 1996. Esta es una pieza especial para mí. El propósito más importante de la obra de arte es enseñar a la comunidad nuestra propia historia. Cuenta nuestras historias".

Alvarado espera que el artículo anime a los estudiantes a investigar la historia del Segundo Barrio y documente los logros de quienes vivieron y crecieron en el vecindario.

“Necesitamos contar más historias como esta”, dijo Alvarado. “La historia de Montez es muy importante para nuestra juventud. Necesitamos esas imágenes aquí para que nuestra juventud pueda investigar los logros de las personas que trabajan en Segundo Barrio y viven en Segundo Barrio y han ayudado a construir esta ciudad. La ciudad necesita reconocerlo".

El proyecto del mural comenzó con una idea del custodio en jefe de Guillén, Osvaldo Vélez, un graduado de Bowie de 1996 y aficionado a la historia. Leyó sobre Montez y quiso compartir su historia y sus éxitos con una nueva generación y futuras generaciones de estudiantes de Bowie y Guillén.

“Estoy emocionado y feliz de que la gente conozca la historia de esta comunidad y de esta escuela, las cosas buenas que hizo, sus logros y lo del 'sí, se puede'”, dijo Vélez, quien ha trabajado en Guillén durante 20 años. “Puedes ser joven y un gran atleta o puedes convertirte en lo que quieras. Estoy muy orgulloso de esta escuela para la que trabajo".

Una vez más, la comunidad honrará a Montez durante la primavera en la invitación anual de pista de Bowie, que llevará el nombre del corredor de toda la vida e incluirá un evento en el que compitió en la década de 1940: la carrera de mil 500 metros.

“Correr fue un gran amor en su vida. Hizo un trote de tres millas una semana antes de pasar”, dijo. "Le encantaba correr y le encantaba ver correr a los demás".

close
search