El Paso

Inicia transformación de centro nocturno

Tras más de una década le remueven letreros para comenzar revitalización del lugar

Roberto Carrillo Arteaga / El Diario de El Paso

lunes, 27 septiembre 2021 | 06:00

Cortesía | Era considerado un símbolo de explotación sexual El Diario de El Paso

Después de más de una década de que el establecimiento Naked Harem cerrara sus puertas de forma definitiva, su tristemente célebre anuncio de neón fue removido por trabajadores del Condado de El Paso.

El centro de entretenimiento para adultos, ubicado en el 6345 de la avenida Alameda, fue cerrado de manera definitiva luego de que sus propietarios fueran encontrados culpables de promover el delito de prostitución y otras actividades ilícitas.

Tras su cierre intempestivo, el inmueble fue asegurado por las autoridades, para después ser donado al gobierno del Condado de El Paso.

Más de una década después, cuadrillas de trabajadores del Condado removieron el letrero de luces neón de color rosa, que en los años noventa mostraba a todo color la silueta de una mujer desnuda y acostada moviendo sus piernas de forma intermitente. 

Ahora se proyecta que el edificio albergue actividades en pro de la comunidad.

“Se hará lo contrario de lo que sucedió ahí durante los muchos años de que este negocio estuvo en funcionamiento”, dijo David Stout, comisionado del Precinto 2 del Condado de El Paso.

El funcionario sostuvo que se realizarán consultas a la comunidad para poder definir el giro que tendrá dicho lugar, de manera opuesta a las actividades ilícitas como la prostitución y la victimización de las mujeres.

Trascendió que el anuncio fue trasladado a los talleres que el Condado de El Paso tiene en el Parque Ascárate, donde será destruido.

Para remover el anuncio iluminado que permaneció como ícono del edificio hasta el viernes pasado, cuadrillas de trabajadores utilizaron una grúa para desmontar la despintada estructura metálica, misma que se erguía como un triste recuerdo de las actividades criminales que ahí se realizaban.

Fue en el año 2003 que el lugar fue intervenido, pero tras un largo proceso judicial en el 2009 un jurado encontró culpables a Phillys Woodall y Jeanette Coutta, copropietarios del lugar, de un cargo de promoción agravada de la prostitución y cuatro cargos de participación en actividades delictivas organizadas.

Los acusados se hicieron además acreedores a una multa de 10 mil dólares, aunque dicha sentencia fue apelada.

Fue en marzo del 2011 que la condena fue confirmada, y cuando el entonces fiscal de Distrito del Condado de El Paso, Jaime Esparza, promovió la apropiación del lugar bajo los estatutos del Título 59 del Código Penal Procesal.

Naked Harem era un centro nocturno donde los clientes pagaban entrada exclusiva al lugar y eran entretenidos por mujeres que bailaban desnudas.

Sin embargo, se pudo corroborar en Corte, que además de que se promovía la prostitución y de que se llevaba a cabo tráfico de drogas, también había menores de edad que trabajaban en dicho sitio como bailarinas.

Por ahora quedará por definir si en el lugar habrá un refugio para mujeres, un centro comunitario, o un proyecto que realce la cultura e identidad de la zona y dejar atrás un oscuro recuerdo de la historia de la ciudad.

close
search