El Paso

Transformó Natalicio vidas en EU y México

Por su esfuerzo, estudiantes mexicoamericanos e internacionales accedieron a educación de calidad

Jaime Torres
El Diario de El Paso

domingo, 26 septiembre 2021 | 08:44

Cortesía

El Paso.- Ejemplo vivo del impacto que tiene la educación, Diana Natalicio fue la primera persona en su familia en obtener un título universitario. Se graduó de la licenciatura en Español en su natal San Luis, Missouri, y después completó el doctorado en Lingüística.

Esa experiencia la llevó a transformar vidas, tanto en Estados Unidos como en México, facilitando a miles de estudiantes mexicoamericanos e internacionales una educación de calidad en UTEP.

“Fue sin duda una mujer que luchó para que la educación superior fuera asequible para todos, siempre buscando apoyar a los estudiantes hispanos y mexicanos”, dijo Arturo Barrio, originario de la ciudad de Chihuahua, quien gracias a esas oportunidades obtuvo una maestría en Política Pública y ahora es funcionario de UTEP.

El Paso— Barrio se une a los miles de dolientes ante el fallecimiento repentino, ocurrido el viernes, de quien dirigió los destinos de la Universidad de Texas en El Paso.

Explicó que desde que entró a UTEP, hace más de 25 años, tuvo la oportunidad de conocer a la doctora y gracias a ella obtener muchas oportunidades.

“Sé que no soy el único, sé que ella tenía esa virtud de apoyar a todos los estudiantes, de identificarlos y motivarlos siempre preocupada por auxiliarlos”, dijo.

La presidenta emérita siempre consideró a México como parte muy importante de la misión de la universidad a su cargo por lo que continuamente luchó por fortalecer los vínculos con este país.

Mineros destacan en Europa

Hombres brillantes como Claudio Ordaz, originario de Chihuahua, y quien actualmente es el director de Orquesta Finlandia, es otro ejemplo de esas oportunidades manifestadas por Natalicio, luego de concluir su carrera de violín y convertirse en el primer mexicano en crear una orquesta en Europa.

Otra de las mujeres destacadas es Mirna Rodríguez, quien fuera presidenta de la Sociedad de Alumnos de UTEP, y quien gracias a su formación académica en este campus ocupa un importante cargo en Bruselas, Bélgica.

Así como estos mexicanos, se comenta en los pasillos universitarios, existen cientos de egresados alrededor del mundo beneficiados en su momento por las oportunidades creadas por la ahora extinta líder de varias generaciones de las diversas carreras, maestrías y doctorados. “Ella tocó muchas vidas en su caminar por la universidad”, es la frase que se repite.

A lo largo de su trayectoria una de las acciones permanentes fue tender puentes de cooperación con rectores de diversas universidades del país vecino, lo que llevó a UTEP a convertirse en la universidad con mayor número de estudiantes mexicanos en Estados Unidos.

“Ella sin duda fue un motor para apoyar a muchos alumnos que vinieron con ese sueño como yo, que venía de Chihuahua y que gracias a ella tuve muchas oportunidades como la tuvieron varios de mis compañeros con la entrega de becas e infinidad de programas de apoyo estudiantil”, dijo Barrio.

El abrir espacios, independientemente del país del que vinieran, Natalicio siempre estuvo abriendo espacios, luchando, tratando de que los estudiantes tuvieran las mismas oportunidades.

Pionera en la educación superior, quien gracias a su tenacidad a lo largo de tres décadas llevó a UTEP a obtener una designación R1 y convertirse en una institución de investigación nacional –universidad de doctorado de primer nivel con una actividad de investigación muy alta– por la Clasificación Carnegie de Instituciones de Educación.

Vínculos internacionales

Aparte del cariño que tenía por México también lo tenía por Brasil y otros más como Bután, el país de la felicidad y su impresionante riqueza de templos budistas, por lo que su muerte impactó a muchas familias de generaciones, comentó afligido Arturo Barrio, quien recientemente obtuvo el galardón ‘Mexicanos Distinguidos’ que entrega el Gobierno de México cada año.

Diana Natalicio, quien en 2002 inició el programa de becas con la Universidad de Chihuahua y posteriormente con el estado de Durango, también se vinculó con el sector privado, el Consulado y la Cancillería mexicana para crear y promocionar los programas académicos.

Sentidos homenajes

Tras la muerte de Natalicio ahora las autoridades universitarias, los alumnos, maestros y representantes de diversos grupos de origen hispano se preparan para rendir un homenaje póstumo en agradecimiento a su labor y contribución a la educación superior.

Las autoridades del campus colocaron un altar al centro de la Plaza Centennial para homenajear su trabajo al tiempo que invitó a la comunidad a llevar flores al memorial. El Consulado de México hizo llegar una corona floral.

“Es un día muy triste, es una gran pérdida para nuestra universidad y la región fronteriza”, expresó una estudiante universitaria mientras observaba el espectacular ubicado a la entrada del campus con la imagen de Natalicio, al considerar que sin duda la doctora fue un referente en cuanto al tema de acceso a la educación superior.

Se anunció que para celebrar la vida de Natalicio, quien naciera en 1939 en St. Louis Missouri, se preparan varios eventos en los que la gente podrá alabar el legado que dejó la doctora y recordarla con ese cariño que le demostraron en vida.

Cientos de egresados de UTEP radicados ahora en diversas ciudades del país como Chicago, Washington, New York, Dallas, Los Angeles y Miami, entre otras, se hicieron presentes a través de las redes sociales expresando sus condolencias y su pesar por la muerte de la presidenta emérita.

close
search