Economía

Se perdieron 31 mil 191 empleos en tres meses

De ellos, 29 mil 634 tenían contratos permanentes y mil 557 eventuales urbanos y del campo

Tomada de Internet / Imagen Ilustrativa

Manuel Quezada/El Diario de Chihuahua

sábado, 13 junio 2020 | 14:15

Chihuahua, Chih.- Una pérdida neta de 31 mil 191 empleos, registró el estado de Chihuahua durante el periodo de marzo a mayo del presente año, de los cuales, 29 mil 634 tenían contratos permanentes y mil 557 eventuales urbanos y del campo, de acuerdo con cifras del IMSS. 

El estado de Chihuahua se perfila en el sitio número 12 en el país, entre las entidades con mayor pérdida de empleo. 

De acuerdo con cifras de asegurados permanentes y eventuales del Seguro Social, en febrero del presente año había 902 mil 039 trabajadores formales y para el cierre de mayo la cifra cayó hasta 870 mil 848.

En febrero había registrados 824 mil 520 trabajadores en el IMSS con vigencia permanente y al cierre de mayo, la cifra se ajustó hasta 794 mil 866, es decir, hay 29 mil 634 menos.

Por lo que hace a los empleos eventuales urbanos y del campo sumaban 77 mil 519 en febrero pasado y la cantidad bajo hasta 75 mil 962, unos mil 557 menos.  

Durante marzo se tuvo una pérdida neta de cuatro mil 774 plazas respecto a febrero, en abril fueron 13 mil 549 menos y para mayo hubo otra baja de 12 mil 868 plazas. 

La pérdida neta de empleo durante los primeros cinco meses del 2020 es de 22 mil 051 plazas, ya que en diciembre del 2019 el número de empleados formales registrados ante el Seguro Social era de 892 mil 899 y para mayo cerró con 870 mil 848.

El año pasado se tuvo una ganancia neta de 10 mil 031 plazas, por lo que prácticamente en cinco meses se perdió el doble de lo logrado en todo el año.  

Aunque si se considera solo el periodo de marzo a mayo, la caída del empleo equivale a casi tres veces la ganancia del año pasado. 

El presidente de Canacintra, Antonio Valadez García dijo que se atraviesa una situación complicada del empleo en Chihuahua y la bajas hace que haya una mayor presión social ya que hace una burbuja de desocupación en todos los niveles.

Si anteriormente se daba de baja a empleos L1 de entre uno y dos salarios mínimos, ahora ya se tiene de todos los niveles, incluidos los puestos de ejecutivos, expuso.

La oferta de empleo está disminuyendo y la gente empieza a desesperar porque esto ya no es limitativo de la ciudad capital del Estado, sino en toda la entidad, el país y mundo, indicó el industrial.

Antes cuando no había trabajo en la ciudad de Chihuahua, la gente optaba por ir a Juárez u otras localidades, pero aquí la situación es muy diferente, observó Valadez García. 

Precisó que en otras crisis el empleo empezaba a disminuir por las plazas temporales, pero esta vez es un cierre definitivo de contratos, sea permanente o eventual. 

En esta ocasión se habla de que son los permanentes los que están disminuyendo, porque no es una población laboral flotando de una plaza a otra, sino que es gente con arraigo en las empresas, pero que, por la situación de las empresas, los empleadores se ven obligados a despedir.  

Muchas de esas plazas permanentes perdidas también eran de los cientos de empresas que ya se fueron a la quiebra y no abrirán más, concluyó el presidente de Canacintra.