Economía

En riesgo operación de Tatung Juárez

De manera arbitraria, empresa sufrió expropiación de energía eléctrica por parte de la CFE

Iris González
El Diario de Juárez

martes, 02 marzo 2021 | 09:41

Hasta la Presidencia de la República se elevó el problema entre Tatung México S.A. de C.V. y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) relacionado con la privación ilegal de energía por parte de la paraestatal, que ha llevado a la empresa a ver mermadas sus operaciones en la localidad. 

Por medio de una carta que se envió directamente a Andrés Manuel López Obrador se pide su intervención inmediata en el problema que presenta la compañía taiwanesa en la planta que tiene en Ciudad Juárez.

En el documento –del cual El Diario tiene una copia– se expone que la empresa está siendo víctima de la privación ilegal de 6 mil 899 kVA de energía para la planta ubicada en la calle Miguel Catalán 420 del Parque Industrial Río Bravo, de los 8 mil 023 kVA de los que Tatung es propietaria, según el convenio de servicio de suministro de energía eléctrica en media tensión, con fecha del 21 de febrero de 2013.

“Que sea directamente el presidente quien obligue a la CFE a regresar esa energía ya sea a través de la Secretaría de Energía o de la Comisión Reguladora de Energía, o cualquier organismo que él considere, sin un juicio”, dijo el abogado que representa a la empresa.

En la misma carta se menciona que las consecuencias de este suceso arbitrario por parte de la CFE han ocasionado pérdidas millonarias para Tatung, ya que los están obligando a trabajar con una mínima capacidad de producción, lo que a su vez los ha llevado a administrar el recurso humano de una forma totalmente diferente.

“Desde luego esto ha mermado enormemente nuestro crecimiento y capacidad como empresa empleadora, situaciones que, aunadas a la contingencia mundial, en poco o nada están abonando al rubro de productividad en Ciudad Juárez”, se lee en el documento.

En noviembre pasado Óscar Levario, representante legal de Tatung, explicó que en 2013, cuando se adquirió el edificio ubicado en la calle Miguel Catalán, la empresa Vidriocar les vendió las instalaciones y como parte del activo e incluidos en el precio, 8 mil 023 kVA de carga registrados en la escritura pública de compra correspondiente; también les cedió –bajo un trámite administrativo ante CFE– los derechos de la demanda eléctrica, de la que ahora sin ningún argumento legal, la dependencia federal alega le pertenece.

“Los kVA es una medida de energía que se vende a gran escala para que funcionen las plantas y es controlada por la CFE, pero entonces ellos, sin mediar nada, un día le dicen a Tatung que pasó determinado tiempo sin usar esa energía y que ya no le pertenece, cuando Tatung es la única propietaria legal de esa energía, pero la CFE hace caso omiso y se niega a hacer la reinstalación del bien”, resaltó.

Explicó que por dichos kVA, la CFE obtiene solamente 13.1 millones de pesos, mientras que para Tatung las pérdidas son de casi el triple.

Actualmente el caso se encuentra en el Juzgado Tercero Civil, donde desde el año pasado se interpuso la demanda ordinaria mercantil contra la Comisión por la adjudicación de la energía que la planta utiliza en sus procesos productivos.

El abogado representante de Tatung mencionó que actualmente se está en la etapa de desahogo de pruebas por ambas partes.

igonzalez@redaccion.diario.com.mx