Deportes

Djokovic descalificado del US Open por pelotazo a jueza

Fue evidente que no tuvo la intención de golpearla, alarmándose de inmediato tras percatarse de lo ocurrido

Associated Press

Agecias

domingo, 06 septiembre 2020 | 16:42

Se suponía que el US Open iba a ser un flan para Novak Djokovic, pero en lugar de acercarse a Roger Federer en los libros de récords de Grand Slam, el número 1 del mundo fue indisciplinado este domingo cuando golpeó a un juez de línea con una pelota.

El serbio acababa de romper servicio para quedar 6-5 en el primer set contra el español, Pablo Carreño Busta, cuando golpeó una pelota hacia atrás de él en la cancha. Djokovic no habría apuntado a nadie, pero golpeó a la jueza de línea, aparentemente cerca de la cara, y cayó al suelo.

La jueza de silla, Aurelie Tourte, y Djokovic, fueron a ver cómo estaba antes de que se les unieran en la cancha el árbitro del torneo Soeren Friemel y el supervisor Andreas Egli.

Luego, Djokovic tuvo una conversación prolongada con Friemel antes de que fuera oficialmente expulsado del partido. Dejó el lugar del torneo sin hablar con los medios.

En verdad, de acuerdo con las reglas, la falta iba a ser el único resultado posible incluso si la intención de Djokovic no era la de golpear a la jueza de línea con la pelota.

"Los jugadores no abusarán físicamente en ningún momento de ningún oficial, oponente, espectador u otra persona dentro del recinto del sitio del torneo", según el libro de reglas del Grand Slam.

Djokovic no tuvo ningún recurso ya que el libro de reglas del Grand Slam establece que, "en todos los casos de falta, la decisión del árbitro en consulta con el jefe de supervisores del Grand Slam será final e inapelable".

Momentos antes, había golpeado una pelota de frustración cuando no pudo convertir tres puntos, pero no recibió una advertencia. En el pasado, Djokovic ha recibido advertencias de abuso de pelota y se le ha cuestionado sobre su conducta en la cancha en conferencias de prensa.

Las faltas en el tenis, especialmente en los Grand Slams, son extremadamente raras.