Vamos

Mezclas suculentas y exóticas

Los clamatos que ofrecen Los Rucos son tan especiales en su sabor que hacen volver a quienes los prueban por primera vez

Cynthia Camacho / El Diario

jueves, 12 marzo 2020 | 12:14

El antojo de clamatos y mariscos no tiene clima ni fecha ideal en mi calendario, ni para el número cada vez mayor de clientes de Los Rucos.  

Hace dos meses, en el 1400 de la calle Arroyo del Mimbre en la colonia Felipe Ángeles, se abrió por primera vez la ventana de Los Rucos, Clamatos & Snacks, un concepto que ya tiene una segunda sucursal al suroriente de la ciudad en la calle Santiago Blancas, justo en la entrada de Parajes de Oriente.

El pilar de este lugar son los clamatos, presentados con mezclas bastante suculentas y hasta cierto punto exóticas.

Para ejemplo está el ‘Qué pasó ayer’, un clamato que lleva camarón seco, camarón cocido, ostión, carne seca, apio, pepino, una banderilla de tamarindo y chile piquín.

Otro ejemplo es el ‘Gomy Boy’, que en el nombre lleva la penitencia porque tiene gomitas de Panditas, viboritas, gomitas  enchiladas, cacahuate japonés, banderillas de tamarindo y churritos, bañados en chamoy y salsa negra. 

Los fundadores de estos dos lugares platican que sus clientes están muy contentos porque con una vez que vienen, vuelven varias veces por el sabor, el precio y con nuevas ideas que les ayudan a innovar en su menú.

Una de las nuevas adiciones es ‘La Canoa del Rufle’; literalmente es una canoa formada con pepino, que carga en su interior camarones bañados en salsa agridulce, varitas de apio, rodajas de cebolla morada y camarones alrededor, toda una sabrosura.

Otra de las ofertas es el clama-Tosticeviche de camarón: un litro de clamato preparado con salsa tradicional, que lleva encima un platito con Tostitos y ceviche de camarón.

Si quieres algo rápido para aliviar la resaca, hay shots de camarón con ostión, salsa tradicional y clamato acompañado con chile-limón.

Cuando pregunté a Los Rucos cómo fue que se atrevieron a abrir un negocio como tal en plena temporada de invierno, me dijeron que no querían esperar hasta el verano para tratar de posicionar su marca, y estos dos meses les han dado la ventaja y la razón.

Pronto abrirán otro puestecito sobre la avenida Miguel de la Madrid y mientras tanto los que se encuentran en la colonia Felipe Ángeles y en Parajes de Oriente, abren todos los días de 11:00 a.m. a 8:00 p.m.

Síguelos en FB/Los Rucos Clamatos