Reina huachicoleo a la vista de todos

Puntos de venta de combustible operan en carreteras de entidades como CDMX, NL, SLP y Coahuila, incluso a la vista de autoridades federales

Reforma
domingo, 28 julio 2019 | 06:20

Ciudad de México— El huachicoleo se expande por las carreteras del País a la vista de todos, incluso de las autoridades federales y estatales.
Acompañando a un trailero en una ruta completa, un periodista de Grupo Reforma constató que redes bien articuladas operan las 24 horas del día en Nuevo León, Coahuila, San Luis, Querétaro, Hidalgo, Guanajuato, Edomex y Ciudad de México a lo largo de la ruta Monterrey-CDMX, que se hizo de ida y vuelta en diferentes días.
La impunidad es tal ahí que el combustible ilegal se vende en carreteras en áreas conurbadas, como la de Monterrey, mientras que entre la Ciudad de México y Querétaro patrullas de la Policía Federal se estacionan afuera de los centros huachicoleros hasta cuando están surtiendo combustible.
En el recorrido se observó que hay puntos, como en San Luis Potosí, donde camiones y pickups circulan con bidones cargados con combustible a la vista, sin que intervengan las autoridades.
A lo largo de esa ruta, explicó una fuente, los grupos se comunican por zonas a través de WhatsApp para alertarse en caso de algún operativo.
"La venta de huachicol no es algo nuevo", dijo, "pero desde enero ya lo venden como si nada en la Carretera (57). A veces es más fácil encontrar gasolina o diesel (ilegal) que una vulcanizadora o comida".
Al iniciar el recorrido por el Libramiento Noroeste y cruzar Apodaca, Escobedo, Monterrey y García, en Nuevo León, se constató la venta de combustible en al menos cinco puntos.
Ya en la Carretera 57, la venta ilegal se intensifica en los límites de ese estado y San Luis Potosí.
Ahí es común que durante el día la venta de combustible se haga usando como fachada negocios como vulcanizadoras, talleres mecánicos, cafeterías, restaurantes y hasta puestos de artesanías y lugares que ofrecen el servicio de regaderas.
El costo actual por cubeta o garrafa de 25 litros ronda entre 350 y 380 pesos. "Un huachicolero de la Autopista 57 gana hasta 10 mil pesos diarios", dijo un trailero.
En la noche, los vendedores invaden las carreteras con lámparas, con las que los identifican como huachicoleros. En gran parte de esos lugares, a lo largo de la carretera, trabajan familias completas, hasta con niños.
Tan a la vista están esos negocios ilegales que usan los mapas disponibles en internet para que los interesados identifiquen sus servicios bajo la búsqueda "huachicoleras".