Buscan cambiar Constitución para enjuiciar a ‘El Bronco’

El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez, podría ser llevado ante el juez por cualquier causa

Reforma
jueves, 10 octubre 2019 | 06:00
Tomada de internet |

Monterrey— La Comisión de Puntos Constitucionales aprobó ayer, por unanimidad, una propuesta para derogar el artículo 106 de la Constitución local con lo que el gobernador podrá ser enjuiciado por cualquier causa, tal y como ocurre con los ciudadanos.

El proyecto de dictamen, que se deriva de una iniciativa presentada el 21 de agosto por Juan Carlos Ruiz, diputado local del PAN, y los demás legisladores de esa bancada, sería programada para su aprobación en primera vuelta en las sesiones del Pleno de la próxima semana.

La aprobación del dictamen se dio minutos antes de que iniciara la sesión solemne del Congreso local en la que el gobernador Jaime Rodríguez rendiría su cuarto informe de Gobierno.

“El gobernador del Estado sólo podrá ser acusado por traición a la patria y delitos graves del orden común durante el ejercicio de su cargo”, establece el texto vigente del artículo 106 de la Constitución local.

Jorge de León, presidente de la Comisión y diputado local del PRI, dijo que al derogarse ese artículo, el gobernador puede ser enjuiciado por cualquier hecho y no se requerirá que medie un juicio político previo.

“Se aprobó por unanimidad el expediente que contiene una propuesta para eliminar, para derogar, el artículo 106 de la Constitución del Estado que, dicho en palabras muy prácticas, es el que le daba inmunidad penal o procesal al gobernador y, al derogarlo, pues se estará eliminando esa inmunidad del gobernador y puede ser enjuiciado por cualquier delito que haya cometido”, expresó.

“De aprobarse por el Pleno, pues ya no se requerirá de un juicio político para enjuiciarlo, y esto se aprobó por unanimidad de todos los grupos políticos que integran la Comisión de Puntos Constitucionales”.

Agregó que la reforma no está relacionada con el proceso sancionador que se le sigue al Ejecutivo estatal y al secretario general de Gobierno, Manuel González, por el desvío de recursos públicos con fines electorales.

“Esta reforma es completamente ajena al proceso sancionador que se le está siguiendo al gobernador”, añadió, “es una reforma constitucional que fue propuesta por un grupo legislativo y que ha sido respaldada por el resto de las bancadas y que tiene que ver con eliminar un beneficio que actualmente tiene el Gobernador para que, como cualquier ciudadano, pueda responder ante denunciar por la presunta comisión de algún ilícito”.

Tanto la primera como la segunda vuelta de esa reforma constitucional podría votarse en el actual período ordinario, por lo que el gobernador podría ser llevado a juicio ante cualquier hecho por el que se le denuncie, a partir de este mismo año.