Juárez

Sentencian a estadounidense por asesinar a perrita

Recibió tres meses de prisión, tiempo que ya cumplió en el Cereso 3, por lo que podría ser liberado este fin de semana

Archivo, El Diario

Miguel Vargas
El Diario de Juárez

domingo, 10 mayo 2020 | 12:19

Ciudad Juárez.- En una inusual audiencia judicial, donde se requirió los servicios de una traductora de señas y de idioma, un juez resolvió el pasado viernes el caso de un hombre acusado de asesinar a golpes a una perrita.

Bruno Francisco C.B, de origen norteamericano, recibió una sentencia de 3 meses de prisión por parte del Juez, Antonio Coss Araujo. El tiempo ya lo había cumplido en prisión, por lo que además se definió un acuerdo reparatorio, para que pudiera abandonar el Cereso estatal 3 este fin de semana.

Los hechos ocurrieron el pasado 14 de febrero en una vivienda ubicada en las calles Nueva Zelanda y Ceilán del fraccionamiento Oasis.

Dentro de la casa, el hombre de 26 años, que sólo habla el idioma inglés y es sordo, asestó varias patadas, puñetazos y estrelló a la perra en varias ocasiones contra la pared y el piso para luego lanzarla a la calle, por lo que falleció horas después.

La madre del imputado, quien es dueña del animal, denunció los hechos al 911 y policías municipales arrestaron a Bruno Francisco y dieron parte a la dirección de Ecología del municipio, según se conoció.

El Ministerio Público de la Fiscalía tomó la querella formal por parte de Margarita Peña Pérez directora de Ecología y del coordinador jurídico de esa dependencia, Roberto Mendoza Rodríguez, y procedió a ejercer acción penal por el delito de maltrato animal de compañía, según la causa penal 753/2020.

En la audiencia trascendió que la perrita, de raza mestiza de color negro, de aproximadamente un año de edad, murió por estallamiento de hígado y shock hipovolémico a causa de golpes, así como traumatismo craneoencefálico, según estudios veterinarios.

El Juez Araujo determinó el de acuerdo reparatorio, condicionado a tres meses de meses de prisión que ya había cumplido Bruno Francisco dese su detención.

Resolvió además la restricción para que el detenido no acuda al domicilio de su madre y se someta a tratamientos psicológicos, ya que al parecer padece discapacidad mental.

Se nombró por esa razón a una tía del imputado de nombre Olivia, para que quedara a cargo del mismo como tutora y cumpliera las condiciones acordadas en esta solución alterna.