Juárez

Ruteras, un foco de contagios

Pese a anuncio de más restricciones, pasajeros se dicen vulnerables a quedar infectados

Javier Olmos
El Diario de Juárez

miércoles, 12 enero 2022 | 13:05

Carlos Sánchez / El Diario de Juárez | Ninguno de los pasajeros guarda la distancia requerida

Apesar de que autoridades estatales impusieron de nuevo medidas restrictivas en el transporte público, usuarios relatan las complicaciones que enfrentan en medio de una nueva ola de contagios de Covid-19 a bordo de camiones.

“Hoy la ruta iba llena y me tocó un tramito parado, pero sí tengo presente que el chofer llevaba su cubrebocas a media nariz”, dice Fabián Delgado, quien por las mañanas toma la Ruta 10 para llegar a su trabajo en Anapra… “incluso un pasajero ya señor no traía cubrebocas y estaba tose y tose, y me tuve que cambiar de lugar hacia enfrente”, agrega.

En un recorrido que hizo El Diario ayer por diversas rutas en el Centro de la ciudad, se observó a operadores usando bien el cubrebocas, pero también a clientes sin portarlo, además en la mayoría no se espaciaban lugares, lo que implicaba no conservar sana distancia. 

El pasado miércoles 5 de enero, autoridades de Transporte estatal y concesionarios anunciaron en conferencia de prensa que se adaptarían a las nuevas imposiciones, como el hecho de no permitir que aborden el transporte público y de personal usuarios sin mascarilla.

Mientras que inspectores de la Oficina de Transporte Público realizarían operativos para verificar que no hubiera un sobreaforo más allá del 70 por ciento de la capacidad del camión, que no hubiera usuarios de pie, y que los choferes portaran cubrebocas. El desacato traería multas, dijo el titular de la dependencia, Ricardo Tuda.

Este servidor público fue buscado ayer para que hablara sobre los resultados de los operativos pero no dio ninguna respuesta.

“Yo opino que es puro rollo de las autoridades y que no tienen control de los concesionarios, sólo los infraccionan para sacarles lana, pero a unos cuantos, porque no pueden con ellos”, expresó Delgado.

Paloma Martínez, usuaria de la ruta 1-A, dijo en la mañana rumbo a su trabajo en el bulevar Óscar Flores “vamos como cerdos, no vigilan nada, nadie les dice nada y todo es lo mismo”.

En el rondín de ayer, algunos conductores de transporte público que permitieron el ingreso a las rutas para tomar fotos, tenían que reprender a los ocupantes con un: “Póngase el cubrebocas, señora, por favor”, a lo que los usuarios obedecían antes de la fotografía. 

close
search