PUBLICIDAD

Juárez

Recurren algunos traileros al ‘perico’ para largos viajes

Medicamento controlado ayuda a choferes a permanecer despiertos

Luz del Carmen Sosa
El Diario de Juárez

miércoles, 14 septiembre 2022 | 12:02

PUBLICIDAD

Ciudad Juárez.— El clorhidrato de cloblenzorex es un medicamento controlado que se utiliza para suprimir el apetito y que cada vez adquiere mayor demanda entre los ‘traileros’; su venta requiere receta médica y su costo varía entre los 700 y mil 200 pesos. 

En México su venta es legal y aunque su uso es principalmente para el tratamiento de la obesidad exógena, es decir, aquella provocada por el consumo excesivo de alimentos, poco a poco se convirtió en el inhibidor de sueño favorito de los conductores de carga pesada, sometidos a extenuantes horas de trabajo, como fue el caso del chofer probable responsable de la muerte de 10 personas, las lesiones de otras más y pérdidas económicas millonarias en el choque-volcadura registrado hace una semana en Ahumada, Chihuahua.

PUBLICIDAD

Publicaciones especializadas en el transporte de carga (transporte.mx) hacen referencia que el sobrenombre de “perico” se debe al color de las cápsulas o grageas que contienen la sustancia en polvo. 

“Más que la cocaína o el cristal, los conductores aquí consumen ‘perico’, así le dicen al medicamento, porque les da para arriba, los mantiene despiertos y activos”, explicó a El Diario el propietario de una flotilla de camiones de carga pesada.

“En el transporte de carga, como en todas las empresas, hay compañías buenas y malas. Algunas asumen demasiados compromisos y tienen tiempos de entrega muy inmediatos y es el personal el que la lleva porque deben de moverse de un lado a otro sin descansar lo suficiente”, explicó.

El entrevistado dijo que entre los conductores hay “remedios” que se comparten para no quedarse dormidos al volante; unos son naturales, otros son ilegales.

Según la acusación contra Saúl A.D. por los delitos de homicidio doloso, lesiones, daños y narcomenudeo, el chofer declaró que consumió pastillas Cialis, y en la bolsa de su pantalón se encontraron más de dos gramos de cristal.

El examen médico arrojó que el chofer consumió metanfetaminas y al momento del accidente se quedó dormido. Aseguró en su declaración ministerial que sólo había dormido cinco horas. 

Sin embargo, consultados varios empresarios en el ramo del transporte público, el consumo de drogas para mantenerse despierto es una práctica común y el medicamento conocido como “perico”, es el que tiene mayor demanda, expusieron los entrevistados. 

El consumo de drogas por parte del conductor podría eximir el pago del seguro a la empresa, situación que origina una desventaja para las víctimas, ya que correspondería a la compañía responder a los afectados, informó ayer personal de la Fiscalía estatal. 

Las víctimas tendrían como opción interponer una demanda de responsabilidad civil por riesgo creado en contra de la empresa, se informó. 

La gobernadora María Eugenia Campos Galván reiteró que se tomarán medidas “más duras” para evitar que conductores en estado de intoxicación circulen por carreteras y áreas urbanas. 

Aunque no precisó acciones preventivas ni de acción, dijo que “se debe garantizar la seguridad de los chihuahuenses, tanto en carreteras como zonas urbanas, y evitar tragedias como la ocurrida en Ahumada, provocada por un chofer intoxicado en posesión de metanfetaminas.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search