Juárez
Declara en audiencia judicial

Ratifica maestra que fue violada

Catedrática de UACJ reconoce a profesor arrestado como uno de sus agresores

Cortesía

Blanca Elizabeth Carmona
El Diario de Juárez

viernes, 09 agosto 2019 | 10:16

Ciudad Juárez— La maestra de la UACJ que denunció haber sido víctima de una violación tumultuaria se presentó ayer ante un Tribunal de Control para rendir declaración y reconoció al profesor arrestado, Geovanny Esaú G.S., como uno de sus agresores.

La afectada pudo decir cómo la violaron y precisó que ella no dio su consentimiento para ningún acto sexual.

Al responder las preguntas del defensor la ofendida dijo que los hechos sucedieron la madrugada del pasado 4 de mayo en un departamento ubicado en la calle Jesús Perches, en donde vivían Alejandro G.S. y Roberto S.M.

“Me rodearon, me tenían de rodillas, me agarraban del cabello, me sujetaban. Tenían los pantalones abajo, iban pasando con sus miembros de fuera, me los metían a la boca una y otra vez. Él (Geovanny Esaú) estaba ahí, me hizo daño”, afirmó la víctima casi a gritos y desde una sala privada para reservar su identidad.

Indicó que en ese momento estaban rodeándola los profesores Israel A.G.S., Alejandro G.S., y Geovanny Esaú G.S. Datos oficiales, no mencionados ayer por la víctima, indican que un cuarto docente –Roberto S.M.– le realizó tocamientos lascivos. 

La declaración de la ofendida se recibió a solicitud de la defensa y dentro del plazo de la duplicidad o las 144 horas que solicitó Geovanny Esaú al Tribunal de Control –presidido por la jueza Lizbeth Marbella del Carmen Barraza Morales– para que se resolviera su situación jurídica. 

Al responder las preguntas del defensor, la ofendida dijo que los hechos sucedieron la madrugada del pasado 4 de mayo en un departamento ubicado en la calle Jesús Perches, en donde vivían Alejandro G.S. y Roberto S.M.

Precisó que al lugar fue invitada por una persona que era su amiga, Monserrat Mauricio Ortiz, quien le dijo que se trataba de una reunión de docentes para celebrar el Día del Maestro. 

Además indicó que en ese lugar había siete personas: Geovanny, Israel, Alejandro, Roberto, Arturo, Monserrat y ella.

Refirió que cenaron y después empezaron a beber mezcal de diferentes sabores, sotol, whisky, tequila, vino tinto y cerveza y a jugar. Uno de los juegos era parecido al “Basta” y quien perdía tenía que beber un “caballito” de cualquier bebida. 

El representante legal de Geovanny Esaú le preguntó por qué no dejó de tomar y ella respondió: “En un principio yo me sentía cómoda porque estaba en un ambiente de profesores, de docentes, con mi amiga. Yo nunca pensé que fuera a pasar nada de esto. Entonces después yo sentía la presión social y pues no me pareció que iba a pasarme nada, porque yo nunca había tomado ninguna de esas bebidas, no sabía cómo iban a reaccionar en mi organismo, así que continué bebiendo, me iban trayendo más y más”.

En otra parte del interrogatorio el defensor le preguntó a la víctima: “Cuando manifiesta que Geovanny le metía el pene, ¿por qué no cerró la boca?”. La víctima respondió molesta “¿cómo podría hacer eso? Estaba asustada, me tenían sujetada, intentaba gritar, no podía, me tenían la boca sujetada con sus porquerías”.

El defensor acotó el interrogatorio para que la víctima no narrará de forma consecutiva los hechos únicamente cuando la agente del Ministerio Público (MP) María del Socorro Chávez hizo algunas preguntas, la afectada pudo decir cómo la violaron y precisó que ella no dio su consentimiento para ningún acto sexual.

La defensa también llamó a declarar a una de las personas que estuvo en la fiesta y quien no está señalada como sospechosa. Ese declarante dijo que él se retiró temprano de la reunión para llevar a Monserrat, quien estaba muy ebria, y en el tiempo que estuvo en el lugar no observó una agresión como la que denuncia la víctima.

“No sé qué paso. Siempre he estado colaborando para que esto se aclare, si son culpables que se haga lo que se tenga que hacer… no me pongo a favor de nadie”, expuso, y luego agregó que él tiene hermanas, madre y varias mujeres en su vida y no desearía que sufrieran una agresión así y al final al responder a la pregunta “¿observaste una agresión a la víctima?”, dijo “no de esa forma”. 

El testigo también expuso que en un momento vio a Israel A.G.S. y a la víctima bailando reguetón en el pasillo y observó que ambos estaban de espalda, como de perfil y “agasajándose con las manos” y el resto de los hombres estaban en la sala. 

En otra parte de su declaración el testigo indicó que sabe que al interior del Instituto de Ingeniería y Tecnología (IIT), en el departamento donde ellos se desempeñan, existe envidia política y que el acusado Geovanny Esaú y otro maestro Diego Moisés A.P., quien es amigo de la víctima e incluso los reunió para tratar de llegar a un acuerdo en relación a la presunta violación tumultuaria, llevan años peleando, “aventándose cosas” e incluso han peleado por impartir cursos de verano. 

El martes pasado, Geovanny Esaú se declaró inocente y dijo que fue la víctima quien “perreó” con él y le agarró su miembro viril. Además denunció que detrás de la denuncia de la víctima existen intereses políticos.

La jueza señaló que hoy a las 9:00 de la mañana dará a conocer si vincula a proceso u ordena la libertad de Geovanny, el primer profesor que fue detenido por estos hechos. (Blanca Elizabeth Carmona / El Diario)