Juárez

Pasean familias por las orillas de la ciudad

Olvidan restricciones por pandemia; parques públicos permanecen cerrados

Carlos Sánchez / El Diario de Juárez / Varias familias se dieron cita en el Umbral del Milenio

Luis Carlos Cano C.
El Diario de Juárez

sábado, 03 abril 2021 | 12:37

Ciudad Juárez— Aprovechando el día de descanso, algunas familias salieron a pasear a las afueras de la ciudad, y a decir de policías municipales que vigilan los parques públicos, la mayoría de los juarenses atendió al llamado de quedarse en casa y no acudir a sitios concurridos, pues El Chamizal, el parque Las Lilas, y otros, lucieron desiertos este Viernes Santo.

En otros lugares como el Umbral del Milenio, varias familias se dieron cita para pasear con sus hijos y aprovechar el viento para volar los cometas, o bien para pasear en bicicleta por esa zona en el sur de la ciudad.

Por el cierre que se mantiene en los parques públicos y la vigilancia policiaca para evitar que la población acuda a ellos, estos lugares lucen desiertos, sólo en algunos sitios de ellos se observaban grupos de cuatro a cinco personas que platicaban a la sombra de un árbol, pero no estaban precisamente en día de campo.

En El Chamizal las barreras de concreto que colocaron empleados del Gobierno municipal, además de las puertas metálicas que existen en este parque, evitan la entrada de cualquier vehículo, además de que agentes de la Secretaria de Seguridad Pública Municipal mantienen la vigilancia en la zona.

Tal parece que la gente sí atendió al llamado de mejor quedarse en casa y no acudir a los parques en estos días de descanso, dijo uno de los policías que ayer vigilaba en El Chamizal.

Comentó que además de este lugar, también se tiene vigilancia en otros parques como el Borunda, el de Las Lilas, Las Tortugas y en algunos en el suroriente de la ciudad, así como en el río Bravo y la presa de Anapra, sitios en donde es común que familias de juarenses acudan a pasear en estos días de descanso.

Sin embargo, donde sí acudieron algunos juarenses fue al espacio donde se encuentra el monumento del Umbral del Milenio, en la entrada sur de la ciudad, en donde ayer viernes estuvieron varias familias para pasear en bicicleta, para caminar por la zona o aprovechar para volar los cometas de los niños.

“Aprovechamos el descanso y nos vinimos a dar la vuelta, aquí no hay mucha gente, además de que el clima está agradable como para salir a pasear, por eso trajimos a los niños a que se entretengan un rato y sacarlos del confinamiento, aquí estaremos un buen rato”, dijo Carlos, quien llevó a sus hijos y sobrinos a este lugar.

Incluso, en el sitio se encontraban apostados vendedores de golosinas y refrescos, además de otros productos que es común encontrar en los lugares de mucha concurrencia.

lcano@redaccion.diario.com.mx