Ejecución de ‘El Dengue’ desató muerte de niñas

Confirma Fiscalía venganza en multihomicidio de Riberas

Staff
El Diario de Juárez
jueves, 29 agosto 2019 | 09:58
El Diario de Juárez | El lugar donde fueron asesinadas las tres menores de edad

Ciudad Juárez— Represalias por el asesinato de un presunto narcotraficante del Cártel de Sinaloa en El Sauzal serían el motivo por el que un grupo de sicarios privara de la libertad a un hombre en una granja de Riberas del Bravo. 

El ‘levantón’ desencadenó el asesinato circunstancial de las hermanas Lindsay, Sherlyn y Arleth, de 14, 13 y 4 años, según una línea de investigación.

El fiscal en la Zona Norte, Jorge Nava, confirmó ayer la hipótesis de venganza en el incidente del pasado domingo, que dejó un adulto y a las tres menores muertas.

Dijo que la represalia se debió al homicidio de un hombre en El Sauzal, que había ocurrido días antes de los asesinatos en la finca.

“En respuesta hubieran estado buscando (los agresores) a una persona que se encontraba en el lugar o a alguna persona cercana a ellos”, citó el fiscal.

Fuentes de la dependencia ministerial confirmaron más tarde que la víctima del homicidio al que hizo referencia el fiscal pudiera ser Juan Manuel Pérez Lazarín, de 38 años, alias “El Dengue”, presunto líder de una célula criminal del poblado de El Sauzal.

Pérez Lazarín fue asesinado apenas un día antes del homicidio de las tres niñas en Riberas del Bravo. El reporte de la muerte del presunto traficante de drogas y de indocumentados se registró a las 3:00 de la tarde del sábado 24 de agosto en las calles Día del Geólogo y Francisco Javier Mina, en El Sauzal, según informes de la Fiscalía.

“El Dengue” contaba con antecedentes penales por delitos contra la salud, del 3 de mayo de 2018, y tráfico de indocumentados del 13 de noviembre del 2017, indican archivos oficiales que lo vinculan con el Cártel de Sinaloa.

Fue acribillado en El Sauzal con un rifle .223 y una pistola .40 mm luego de que un vehículo se le emparejó en las calles antes citadas, según un reporte de la Fiscalía. 

El fiscal Nava no identificó directamente a esta persona porque su homicidio, dijo, es parte de las investigaciones, pero sí informó que la masacre en Riberas se originó en una venganza por un asesinato en El Sauzal “unos dos días antes”, de un hombre que perteneció a un grupo delictivo que opera en el Valle de Juárez.

Descartó que los homicidas de las menores y el adulto, identificado como Rafael Gordillo González, de 25 años, formen parte del grupo delictivo que opera en el sector que, de acuerdo con el mapa delictivo de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, son “Los Mexicles”.

Nava refirió que quienes orquestaron el ataque forman parte de un grupo de la delincuencia organizada que tiene presencia en todo el Valle de Juárez, desde El Sauzal.

Según el mismo mapa georreferenciado, en dicho sector del Valle predominan las actividades delictivas del Cártel de Sinaloa.

El funcionario informó que desde el pasado martes se realizan diversos cateos por “toda la fuerza de la Fiscalía” en el Valle de Juárez.

En otra carpeta de investigación se indaga sobre la privación ilegal de la libertad del paseño José Francisco Quezada Espinoza, quien también tenía otro domicilio en El Sauzal, pero no se trata de un secuestro extorsivo, dijo Nava.

Indicó que el FBI ha estado en contacto con la Fiscalía colaborando en cuestiones de inteligencia en ese caso, donde no se encontró que la víctima privada de su libertad tenga antecedentes penales en Estados Unidos.

Agregó que en el primer día de realizada la intervención en el Valle por la Agencia Estatal de Investigación, para esclarecer el multihomicidio, se detuvo a varias personas por separado con autos robados, droga y municiones. Estas acciones “se prolongarán hasta detener a los responsables”, indicó el fiscal de Distrito.

Aseguró que los detenidos hasta ayer les han permitido avanzar en la investigación y que en los próximos días se contará con nombre y rostro de los responsables.

[email protected]