PUBLICIDAD

Juárez

Aumentan robos a casas e impunidad

Sólo el año pasado, 783 ciudadanos denunciaron ante la FGE haber sido víctimas de este delito; van 34 en enero

Staff
El Diario de Juárez

viernes, 21 enero 2022 | 11:04

Cortesía | Los ladrones se llevaron aparatos electrónicos y los ahorros de Miriam

PUBLICIDAD

Ciudad Juárez.— Miriam P.G. es madre soltera y asegura que con mucho esfuerzo logró adquirir las cosas que ella y sus dos pequeños hijos tenían hasta la madrugada del miércoles, cuando le vaciaron la casa que arrendaba. 

Indicadores de la Mesa de Seguridad y Justicia de Ciudad Juárez, refieren que el delito de robo a vivienda va en aumento en esta ciudad. Sólo durante el 2021, 783 personas denunciaron ante la Fiscalía General del Estado (FGE) haber sido víctimas de un hecho similar al que vivió Miriam.

PUBLICIDAD

Las denuncias por esa causa, donde no hubo violencia, incrementaron de 62 en noviembre a 99 en diciembre. En enero se han recibido 34 denuncias por este tipo de hechos, de acuerdo a la FGE:

Los robos a casa habitación con violencia, lo que se conoce como “housejacking”, pasaron de tres denuncias en noviembre a nueve en diciembre. En lo que va del mes se han denunciado dos casos. En todo el 2021, 50 personas denunciaron haber sido víctimas de este delito.

Al término de la denuncia de hechos interpuesta ante el Ministerio Público por el delito de robo, la víctima relata a El Diario que hace seis meses ella y los menores llegaron a vivir a un departamento de renta ubicado en la colonia Torres del PRI.

Todo iba bien. Dos semanas atrás, recuerda, durante el transcurso de la madrugada se percató de que un hombre intentó quitar el candado de la puerta de enfrente y para alejarlo ella tocó el vidrio de la ventana y la persona huyó.

En ese momento lo identificó como un vecino que radica a dos casas del departamento. 

“Luego luego supe que era uno de los vecinos que viven ahí al lado, entonces al día siguiente yo fui a la casa del muchacho, donde viven los papás, y les expliqué lo que había pasado la noche anterior, y ellos dijeron que le iban a decir algo. A mí me dio miedo porque yo estaba con los dos niños”, dice.

Pasó una semana y una noche escuchó pasos en el techo.

Explica que la propiedad está completamente bardeada y no se puede ingresar por enfrente sin llave y sólo hay una ventana para la refrigeración. 

Aunque con miedo, trató de investigar quién estaba en la azotea, pero no alcanzó a ver a las personas.

La noche del martes, por causas de fuerza mayor se quedó a dormir en casa de su madre, pero la mañana de ayer regresó a su domicilio a recoger el equipo de cómputo que tiene asignado por la empresa para la que trabaja y encontró su hogar completamente saqueado, narra.

Los ladrones se llevaron la computadora, las tabletas electrónicas de sus hijos que usan para las clases en línea, la televisión, su computadora personal, otros aparatos electrónicos y una caja con el dinero que ella ahorró mes con mes para el pago de la renta y los servicios, detalla entre lágrimas.

A la afectada no le queda duda de la participación de su vecino en el robo sufrido. 

“Yo sé que fue él, fui y muy molesta le toqué la puerta a las personas y salieron, les dije que necesitaba que me regresaran mis cosas porque es todo lo que tengo; le hablé a la Policía y lo buscaron, pero no encontraron nada”, comparte.

La madre de familia dice que marcó al 911 y llegó una unidad de Seguridad Pública, pero la respuesta de los agentes fue devastadora, casi tanto como el robo.

“Lo único que la Policía me dijo fue que a mi vecino –identificado por los agentes como “Güero”– ya lo habían agarrado en otras ocasiones, pero siempre lo soltaban aquí en Fiscalía”, dice aún incrédula ante la impunidad de su probable agresor.

Del total de las carpetas de investigación abiertas por el delito de robo, más del 95 por ciento siguen abiertas, informaron agentes estatales. 

Según los agentes preventivos, el vecino “ha cometido varios asaltos con arma de fuego y está libre”, comparte la víctima. 

Ella prácticamente ha perdido la esperanza de recuperar algo de sus pertenencias y más aún de que el ladrón sea detenido y enfrente un proceso penal justo que lo obligue a reparar el daño causado.

Lo único que le queda es mudarse de casa y empezar de cero junto a sus pequeños hijos, ya que todos se quedaron hasta sin ropa y lo necesario para estudiar y trabajar. 

“Tengo miedo, la verdad ya no me quiero quedar en mi casa porque ya intentó meterse cuando estaban ahí mis hijos, cuando estábamos dormidos. Estoy devastada porque soy mamá soltera y todo lo que tengo lo he conseguido yo sola, he sufrido mucho y lo que he conseguido lo he comprado poco a poco con mucho esfuerzo, me siento impotente”, expresa.

Apenas el pasado viernes el fiscal general del Estado, Roberto Fierro, aseguraba que había encontrado una institución con un alto índice de impunidad y trabajaba en la reestructuración de la Fiscalía para dar resultados a los ciudadanos. 

Las personas interesadas en apoyar a la afectada pueden comunicarse al teléfono (656) 629-1950.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search