Juárez

Artistas se oponen a fusión de la Secretaría de Cultura

Envían una carta al Congreso para evitar la posible desintegración

Alejandra Gómez
El Diario de Juárez

lunes, 23 agosto 2021 | 12:53

Carlos Sánchez / El Diario de Juárez

Por medio de una carta abierta dirigida al Congreso del Estado de Chihuahua, a la gobernadora electa María Eugenia Campos, a la comunidad artística y a la población de la entidad, más de 300 artistas, promotores culturales y población en general manifestaron hoy su rechazo ante la iniciativa de extinguir a la Secretaría de Cultura y reubicar sus funciones en la Secretaría de Educación y Deporte. 

Además, exhortaron a la gobernadora electa a analizar la forma en que fueron empleados los recursos destinados a la cultura de la entidad cuando Manuel González Tachiquín fue titular de la Secretaría de Educación, Cultura y Deporte. “¿Usted considera que es una práctica digna de repetirse cuando el Ichicult (Instituto Chihuahuense de la Cultura) era la caja chica de la Secretaría de Educación, comandada por González Tachiquin y donde se fugaron muchos recursos?”, cuestionó la actriz y directora de teatro Perla de la Rosa a María Eugenia Campos. 

Perla de la Rosa señaló que la supresión de la Secretaría de Cultura anuncia que el nuevo gobierno no será humanista, por lo que solicitó a la gobernadora electa sentarse en la mesa con los creadores y promotores culturales para en conjunto analizar el alcance de la dependencia sobre la sociedad y, a partir de ello, mejorarla y fortalecerla. 

“De verdad no hemos logrado que ningún gobernante realmente dimensione la cultura en su papel y en toda la herramienta y la gran capacidad que tiene como agente transformador de la sociedad. Este Estado con la violencia que usted ya debe conocer (gobernadora electa) le urge, necesita la acción de la cultura humanista en cada colonia, en cada escuela rincón y hasta en los penales y usted con su iniciativa le está cortando las alas a este trabajo tan necesario”, dijo la actriz y directora de teatro. 

La carta, con fecha del 22 de agosto, indica nueve razones por las que se oponen a la iniciativa que propone reformar la Ley Orgánica del Poder Ejecutivo del Estado de Chihuahua, denominada “Reingeniería de la Administración Pública del Estado de Chihuahua”. El primer posicionamiento presentado hoy ante los medios de comunicación es que la Secretaría de Cultura representa el resultado de un esfuerzo realizado durante más de tres décadas por artistas, promotores y ciudadanos. 

Además, al ser el arte y la cultura parte de los derechos fundamentales del ser humano se debe asegurar su disfrute porque su función es de primera necesidad y, por lo tanto, “no es accesoria a las funciones del Estado”, indica la carta en el posicionamiento número dos, presentado por la escritora Elpidia García, el artista Ángel Estrada y el escritor Willibaldo Delgadillo. 

“Que es obligación del Estado el proteger, impulsar y promocionar la cultura con recursos económicos, estructurales y de infraestructura suficientes adecuados y pertinentes para cubrir todos los fines y objetivos planteados en la Ley de Desarrollo Cultural del Estado de Chihuahua, lo que exige la progresión en su tutela en todos los ámbitos del desarrollo como un eje transversal como tal”, señala en el posicionamiento número tres. 

Luego, en los puntos cuarto y quinto sostiene que la autoridad está obligada al gradual progreso de los derechos culturales y, por lo tanto, impedida a adoptar medidas regresivas contrarias a los avances logrados porque con ello afectaría uno de los principales derechos humanos a los que debe tener accedo la ciudadanía. Por ello, la desaparición de la Secretaría de Cultura representa un retroceso que vulnera los derechos fundamentales de la población. 

En este sentido, el punto seis indica que la cultura no es un bien del que puede prescindirse. Además, el posicionamiento siete defiende el hecho de que durante la pandemia registrada por el COVID-19 los artistas y promotores de la cultura han continuado trabajando y con ello colaborando al bien de la ciudadanía. 

“La cultura somos todas y todos, cualquier medida regresiva nos afecta en la misma medida a todas y todos los ciudadanos”, indica el punto ocho. Y, finalmente, el punto nueve señala que el Estado debe dar prioridad a la Cultura y solventar su actividad para asegurar un correcto funcionamiento de la Secretaría de Cultura.

close
search