Internacional

Vaticano sanciona a dos clérigos por encubrir abusos en Polonia

Informaron que sancionarán a un arzobispo y un obispo jubilados

Associated Press / Plaza de San Pedro en el Vaticano

Associated Press

lunes, 29 marzo 2021 | 16:45

Varsovia, Polonia— El Vaticano anunció hoy que impondrá sanciones a un arzobispo y un obispo polacos jubilados por su presunto papel en el encubrimiento de abusos sexuales cometidos por otros miembros del clero.

El exarzobispo de Gdansk, Slawoj Leszek Glodz, y el exobispo de Kalisz, Edward Janiak, también tiene prohibido vivir en sus exdiócesis o participar en cualquier celebración religiosa pública realizada ahí.

La Embajada del Vaticano en Polonia, un país predominantemente católico romano, agregó que ambos deberán desembolsar de su propio dinero a un fondo destinado a ayudar a las víctimas de abuso sexual por miembros del clero.

La embajada mencionó “omisiones” de parte de Glodz “en casos de abuso sexual cometido por algunos clérigos contra menores, y otros asuntos relacionados con la administración de la archidiócesis”.

En un comunicado aparte, la embajada informó que la Santa Sede actuaba con base en “la negligencia reportada del obispo Edward Janiak en casos de abusos sexuales cometidos por algunos clérigos contra menores y otros asuntos relacionados con la administración de la diócesis”.

Glodz y Janiak se jubilaron el año pasado cuando sus casos se hallaban bajo investigación.

Glodz apareció en un documental de 2019 sobre los abusos sexuales sacerdotales y el encubrimiento de éstos en Polonia, el cual generó polémica en el país.

En el documental “Tell No One”, Glodz aparece elogiando a un reconocido sacerdote pederasta, el reverendo Franciszek Cybula, quien fue capellán personal de Lech Walesa —líder de la federación sindical polaca Solidaridad— en su funeral a pesar de presuntamente estar enterado sobre los abusos sexuales que cometió.

Una segunda película de 2020 de los mismos productores, “Playing Hide and Seek”, expone dos casos de presuntos sacerdotes pederastas que Janiak atendió, primero como obispo auxiliar de Breslavia y posteriormente como obispo de Kalisz, un cargo que mantuvo desde 2012.

Quienes han aseverado que fueron víctimas de abuso sexual también incluyeron a Glodz en un reporte que identifica a dos docenas de obispos polacos en servicio y jubilados acusados de proteger a sacerdotes depredadores sexuales. El informe fue entregado al papa Francisco en vísperas de su cumbre mundial en 2019 sobre prevención de abuso sexual en el Vaticano.