Estados Unidos

Incertidumbre en el Pentágono por decisiones de Trump

Algunos oficiales militares de alto rango están tratando de mantenerse alejados de la Casa Blanca durante este mes

Associated Press / El Pentágono, en Washington

Agencias

martes, 22 diciembre 2020 | 12:15

Nueva York— Es como un murmullo justo debajo de la superficie. "No sabemos qué podría hacer", dice un oficial del Pentágono. "Estamos en tiempos extraños", dice otro oficial. Algunos oficiales militares de alto rango están tratando de mantenerse alejados de la Casa Blanca durante este mes.

Con solo unos 30 días para que el ejército estadounidense observe a su actual comandante en jefe dejar el cargo, existe una creciente ansiedad en las filas sobre lo que Trump podría hacer en los días restantes. ¿Ordenará el presidente alguna acción militar inesperada, como un ataque contra Irán, o de alguna manera atraerá a los militares a sus esfuerzos por derrocar los resultados de las elecciones?

Es un escenario bastante preocupante que los líderes militares hayan dado el paso inusual de declarar públicamente que no jugarán un papel en la decisión de las elecciones estadounidenses.

Las preocupaciones han aumentado desde que Trump despidió al secretario de Defensa Mark Esper el mes pasado y lo reemplazó con el secretario interino Chris Miller, luego procedió a instalar a leales políticos en puestos civiles clave.

Un oficial dijo que la gente está haciendo "listas" de todo lo que se les ocurre que podría hacer el presidente. A varios les preocupa que pueda haber una ronda de despidos o renuncias forzadas de más funcionarios del Pentágono, incluidos altos oficiales militares.

Apenas el mes pasado, el principal asesor militar de Trump, el general Mark Milley, presidente del Estado Mayor Conjunto, dejó en claro su posición sobre lo que hace y no hace el ejército estadounidense en este país. "Somos únicos entre los militares", dijo en declaraciones en la inauguración del museo del Ejército.

"No hacemos un juramento a un rey o una reina, un tirano o un dictador. No hacemos un juramento a un individuo. No, no hacemos un juramento a un país, una tribu o una religión. Hacemos un juramento a la Constitución". Una constitución que a Milley le gusta llamar su "Estrella del Norte". Es un compromiso que los principales comandantes han prometido durante mucho tiempo no violar.