Estados Unidos

Capturan al presunto tirador que mató a un oficial y lesionó a 4 en Texas

Omar Soto-Chavira fue herido cuando fue detenido, informó la Policía

Associated Press

viernes, 16 julio 2021 | 15:54

Cortesía

Levelland, Texas— Las autoridades capturaron a un sospechoso la noche del jueves luego de un enfrentamiento policial de una hora en el que un oficial murió y otros cuatro resultaron heridos en una pequeña ciudad del oeste de Texas.

Omar Soto-Chavira, de 22 años, resultó herido cuando fue detenido alrededor de las 11:30 pm en una casa en Levelland, dijo a la prensa el jefe de policía Albert García. El sospechoso estaba siendo transportado a un hospital en Lubbock para recibir tratamiento, dijo García. El alcance de sus lesiones no fue sobresaliente.

Las autoridades usaron robots para ingresar a la casa, luego lanzaron gas que sacó a Soto-Chivara de la residencia, dijo el alguacil del condado de Lubbock, Kelly Rowe, en la sesión informativa.

El enfrentamiento entre el sospechoso y la policía había comenzado en la casa alrededor de la 1 pm después de que alguien reportara que un hombre posiblemente estaba armado a lo largo de la calle residencial en Levelland, a unas 30 millas (50 kilómetros) al oeste de Lubbock. La confrontación se intensificó rápidamente, los disparos estallaron cuando el sospechoso se atrincheró dentro de una casa y se produjo un enfrentamiento.

Tres de los agentes heridos fueron trasladados al hospital de Lubbock. El sargento Josh Bartlett de la Oficina del Sheriff del condado de Lubbock fue llevado al hospital Covenant Health Level y murió a causa de sus heridas, según un comunicado de la oficina del Sheriff. Bartlett era el comandante de la unidad táctica de la dependencia.

El sargento de policía de Levelland, Shawn Wilson, se encontraba en condición crítica pero estable en el Centro Médico Universitario en Lubbock después de la cirugía, dijo García. Los otros tres agentes fueron tratados por heridas leves y habían sido dados de alta del hospital, dijo.

El sheriff del condado de Hockley, Ray Scifres, había dicho que el sospechoso tenía antecedentes de contacto con la policía. También dijo que Bartlett, líder del comando SWAT de la Oficina del Sheriff del condado de Lubbock, era un veterano de nueve años en el departamento que había servido en el extranjero en el Ejército de los Estados Unidos.

"Josh era un verdadero servidor público", dijo Rowe. "Él personificó al verdadero profesional en la aplicación de la ley, especialmente aquí en la aplicación de la ley de Texas".

No quedó claro de inmediato qué llevó al hombre a abrir fuego o atrincherarse en la casa. Sin embargo, el enfrentamiento culminó una serie de eventos que comenzaron a las 11:17 am del jueves cuando un policía estatal estaba realizando una parada de tráfico, dijo García.

"Durante ese contacto de tráfico, él había parado a un individuo que conducía de manera imprudente y, como nos informó, parecía buscar algún tipo de confrontación", dijo García.

A la 1:12 p.m. del jueves, la policía de Levelland recibió un informe de que el vecino del denunciante "actuaba de manera extraña y caminaba con lo que parecía ser un arma grande", dijo García. Los oficiales que llegaron determinaron que la camioneta del vecino coincidía con la descripción que el policía proporcionó al vehículo con el conductor aparentemente provocativo al volante.

García dijo que los investigadores creían que el hombre estaba solo en la casa. Preocupado por el informe de que el hombre estaba armado, el negociador de la policía trató de iniciar conversaciones con el sospechoso, quien se mostró hostil y no quería una discusión, dijo García. Momentos después, el sospechoso abrió la puerta principal de la casa y abrió fuego contra los oficiales de Levelland. "Respondimos al fuego, pero no pareció que golpeáramos al sospechoso en ese momento", dijo el jefe.

Se llamaron refuerzos del escuadrón táctico de la Oficina del Sheriff del Condado de Lubbock y de la Oficina del Sheriff del Condado de Hockley. "No pasó mucho tiempo después de que se dispararan más tiros y tuvimos oficiales que resultaron heridos", dijo García.

El hospital donde murió el agente del condado de Lubbock, Covenant Health Levelland, está situado a menos de una milla de la escena del enfrentamiento y fue cerrado "para garantizar la seguridad de nuestros pacientes, cuidadores y visitantes", lo cual incluye el despliegue oficiales de seguridad adicionales al hospital.

Los medios de comunicación en el lugar informaron que hubo disparos durante todo el enfrentamiento, y se instó a los residentes cercanos a que abandonaran sus hogares. A algunos que se negaron a irse se les aconsejó que se quedaran en la parte trasera de sus casas y se mantuvieran agachados, dijo García.

La policía, los oficiales y otros equipos de emergencia de toda la región respondieron al incidente, junto con el Departamento de Seguridad Pública de Texas, los Texas Rangers, el FBI, la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos y otras agencias federales, dijo García. Los Rangers liderarían la investigación después de que concluyera el enfrentamiento.

Levelland es la sede del condado de Hockley y un centro local de petróleo, algodón y ganado que alberga a unos 13 mil 500 residentes.

close
search