Acusadora de Epstein pide al príncipe Andrew confesar

'Él sabe exactamente lo que hizo, y espero que diga la verdad', dijo la mujer sobre el segundo hijo de la reina Isabel II

The New York Times
miércoles, 28 agosto 2019 | 14:02
The New York Times |

Londres.- Una de las mujeres que acusó a Jeffrey Epstein de delitos sexuales ha emitido un llamado sorprendentemente claro dirigido al Príncipe Andrew de Gran Bretaña para que “diga la verdad” sobre su relación con el controversial financiero.

“Él sabe exactamente lo que hizo, y espero que diga la verdad”, dijo la mujer, Virginia Roberts Giuffre, el martes. Ella habló frente a un tribunal de Nueva York después de una emotiva audiencia en la que muchas de las acusadoras de Epstein hablaron públicamente por primera vez.

El príncipe Andrew, el segundo hijo de 59 años de la reina Isabel II, enfrenta un escrutinio cada vez más intenso por sus lazos con Epstein, quien fue arrestado en Nueva York en julio por cargos de tráfico sexual. Epstein se suicidó en una celda en la cárcel de Manhattan este mes, pero en las semanas posteriores, una tormenta ha estado creciendo en los medios de comunicación británicos, y el príncipe ha quedado atrapado en ella.

El príncipe Andrew, un viejo amigo de Epstein, fue acusado de presenciar y participar en la explotación sexual de mujeres y menores durante el tiempo que mantuvo su amistad con el financiero. También fue ampliamente criticado por mantener una relación con Epstein después de que el este saliera de una cárcel de Florida en el 2010 tras cumplir una condena por delito sexual.

Giuffre dijo en documentos legales en el 2015 que Epstein la prestó al Príncipe Andrew para tener relaciones sexuales en múltiples ocasiones cuando tenía 17 años. Y publicó una fotografía del 2001 que muestra al Príncipe Andrew de pie junto a ella con su mano alrededor de su abdomen desnudo.

Una segunda mujer, Johanna Sjoberg, dijo en documentos legales recientemente revelados en el mismo caso que el Príncipe Andrew posó en 2001 para otra fotografía tocando su seno mientras tocaba el seno de Giuffre al mismo tiempo con un títere de sí mismo.