Asechaba Jeffrey Epstein los estudios de baile en Nueva York

El financiero reclutó a bailarinas para que le dieran masajes eróticos

The New York Times
martes, 03 septiembre 2019 | 09:22

Nueva York.- Lisa tenía 17 años cuando una compañera de baile se le acercó después de una clase de ballet en el 2002 y le preguntó si quería dar clases privadas de ejercicio a un hombre rico llamado Jeffrey Epstein.

Otra bailarina, Priscilla, recibió una propuesta similar en el 2006 de parte de una mujer, esta vez para darle un masaje a Epstein.

El mismo año, se le preguntó a una tercera bailarina, Marlo Fisken, si quería convertirse en entrenadora personal del financiero.

En ese momento, Epstein estaba explotando a docenas de chicas que había reclutado en escuelas preparatorias y centros comerciales en Florida, atrayéndolas a su mansión de Palm Beach y obligándolas a darle masajes eróticos a través de falsas promesas, pagos en efectivo y amenazas, según registros de la corte.

Pero en la ciudad de Nueva York, Epstein asechaba los estudios de baile.

La amplitud de la red de tráfico sexual de Epstein en Manhattan se ha vuelto cada vez más clara a medida que se presentan varias demandas contra su patrimonio en los días transcurridos desde que fue encontrado muerto en su celda de la cárcel en Manhattan, donde él mismo se quitó la vida mientras esperaba ser enjuiciado por cargos federales de tráfico sexual.