PUBLICIDAD

Estados Unidos

Abogados de la Organización Trump tratan de culpar al exgerente de finanzas

La empresa es acusada de fraude fiscal

The New York Times

viernes, 18 noviembre 2022 | 17:41

Associated Press | El exdirector financiero de la Organización Trump, Allen Weisselberg, segundo a la izquierda, llega a la sala del tribunal en Nueva York

PUBLICIDAD

Nueva York.- Allen H. Weisselberg, el gerente de finanzas que durante muchos años trabajó para el negocio familiar de Donald J. Trump, terminó de testificar este viernes en contra de su empleador con el que colaboró durante medio siglo, culminando una semana intensa en el juicio por fraude fiscal contra la Organización Trump, hasta este momento.

Weisselberg, quien llegó a un acuerdo con la fiscalía de Manhattan para declararse culpable de evasión fiscal, fue interrogado por los abogados de la empresa que pretendieron persuadir al jurado que Weisselberg actuó motivado por sus propios intereses.

PUBLICIDAD

También buscaron sembrar la duda sobre el testimonio de Weisselberg, haciendo notar que llegó a un acuerdo con la fiscalía.

El testimonio de este viernes le siguió a dos días en los que Weisselberg detalló la mecánica del esquema de compensación al margen de los registros que le proporcionaron a él y otros empleados lujos que no pagaban impuestos, como apartamentos, autos y colegiaturas en escuelas privadas para sus familiares.

Los abogados de la defensa trataron de socavar a la fiscalía sugiriendo que Weisselberg actuó sólo por sus intereses sin el conocimiento de la empresa ni de la familia Trump --- para culparlo.

Alan Futerfas, abogado de la empresa, atacó a Weisselberg y reveló su relación con una contadora externa, quien supervisaba los impuestos de la Organización Trump.

La defensa sugirió que la contadora comparte su culpabilidad porque  no asesoró a Weisselberg y al contralor de la empresa para que dejara de realizar esas prácticas dudosas.

Abogados de la Organización Trump también trataron de sugerir que Weisselberg estaba testificando bajo coacción.

Cuando Susan Necheles, otra abogada de la defensa, le preguntó si estaba preocupado por hacer enojar a la fiscalía e incurrir en una sentencia más larga en prisión, Weisselberg respondió simplemente: “Lo que pienso es decir la verdad en este juicio”.

La fiscal principal, Susan Hoffinger, trató de provocar un testimonio de Weisselberg demostrando que la familia Trump sabía acerca de ese esquema de beneficios y que Weisselberg se involucró en él porque sabía que beneficiaría a la empresa.

La fiscalía debe convencer al jurado de eso para ganar una condena.

Weisselberg testificó que una vez que la familia Trump se enteró acerca de ese esquema de fraude fiscal no fue despedido. De hecho, le siguieron pagando su salario y bonos y también le están pagando sus abogados.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

close
search