Estado

Llega el futuro para la industria

Ofrecen inteligencia artificial en procesos

César Lozano / El Diario

viernes, 10 julio 2020 | 19:45

Chihuahua.- La empresa Scire Automation, firma dedicada a la automatización de los procesos en la industria mediante la combinación de la ingeniería y la robótica, ha puesto sus ojos en Chihuahua, ya que identifica importantes nichos de oportunidades, sobre todo en los pequeños productores agropecuarios que necesitan independencia en la comercialización final de sus productos, sin intermediarios. 

José Luis Villalón, director de Target Robotics, grupo mexicano que trabaja en la innovación de procesos y de los principales impulsores de Scire, indicó que la implementación de robótica en la industria, lejos de sustituir al ser humano, le permite crecer y enfocarse en actividades racionales dentro de los procesos, dejando la parte mecánica a robots, que deben entenderse como una integración de motores programable mediante un programa computacional (software).

El robot ofrece una mayor capacidad de producción, lo cual requiere a su vez mayor recurso humano y en Chihuahua, Scire (conocimiento en latín), empresa que en la actualidad asesora firmas de renombre como La Norteñita, Bimbo y Femsa, pretende brindar a los pequeños productores la posibilidad de que realicen ellos mismos el empaque de sus productos para que realicen a su vez la comercialización final y eviten las cadenas de costos posteriores. 

“Las plantas al adquirir tecnología, no van a correr a los que tienen para entonces contratar otros para capacitarlos, nunca va a pasar eso, aquí lo que pasa es que tienen mayor capacidad, comienzan a manejar otro volumen y con la misma gente lo suben. Es misma historia la hemos visto con compañías como Grupo Bimbo, Femsa y todas ellas a la hora que meten maquinaria, lo que hacen es incrementar su capacidad, su volumen de producción, con el mismo gasto producen un volumen mayor y además la gente que tienen la reparten y se vuelven más productivos. El robot permite a los productores hacer más con su misma gente”, explicó el directivo.

Agregó que por lo regular, un productor pequeño vende su producto a las empresas que tienen capacidad de empacar el producto, no sin antes negociar con intermediarios y pagar frigoríficos para la conservación del producto. Resalta que estas empresas e intermediarios ofrecen sólo capacidad financiera y de capital, privando del valor agregado a los productores. 

De acuerdo a Villalón, cualquier productor por pequeño que sea puede aspirar a la adquisición de la tecnología de empaque “Agropack” que ellos ofrecen, destinando los mismos recursos que utilizan para la contratación de personal. Sus esquemas garantizan el retorno de inversión en dos años y medio. Se trata, dijo, de tecnología mexicana que cumple con todos los estándares internacionales y compite con tecnología de países como Alemania, pero a precios mucho más bajos.