PUBLICIDAD

Estado

Huyeron de ‘El Chueco’ hace siete años

Familia salió de comunidad del Manzano por amenazas

Alejandra Sánchez
El Diario de Chihuahua

sábado, 16 julio 2022 | 10:59

Cortesía | Noriel Portillo Gil

PUBLICIDAD

Chihuahua.— Carlos (nombre ficticio por cuestión de seguridad), su esposa y sus siete hijos, tuvieron que salir hace siete años del Manzano, municipio de Uruachi a causa de la violencia, en particular por amenazas recibidas por el Cártel de Sinaloa, liderado por Noriel Portillo Gil, alias “El Chueco”. 

“A mí y a mi familia nos desplazaron de la Sierra, nos querían matar; nos quitaron todo”, expresó Carlos. 

PUBLICIDAD

Pero no sólo él, ha sido víctima de esta situación de violencia que, según sus palabras, aquejan a aquellas comunidades, pues así como este caso, hay muchos otros, los cuales han terminado incluso en asesinatos.

“Hay algunas personas que sí las mataron, nosotros tuvimos que dejarlo todo; nuestras cosas, nuestra casa, pues, todo lo poquito que teníamos. Tuvimos que volver a empezar de cero y la verdad, sí fue muy difícil”, narra.  

Para Carlos, el comenzar de nuevo y el tener que acostumbrarse a la vida citadina, fue bastante complicado. 

“La vida es muy diferente aquí; para empezar aquí todo es muy caro, cuesta bastante, allá si quieres un durazno pues puedes agarrarlo y ya, la naturaleza nos da casi todo”, externó Carlos. 

Al preguntarle que piensa del asesinato de Joaquín César Mora Salazar, “El Morita”, y Javier Campos Morales, “El Gallo”, los dos jesuitas que fueron asesinados en Urique por “El Chueco”, Carlos dijo que es un hecho “sumamente lamentable y que es muy triste que, pese al tiempo, la violencia continúe”. 

“Ese hecho, es un claro ejemplo de que ya no respetan nada, es algo muy triste por que la violencia en lugar de terminarse, continua y aumenta”, señala. 

Durante casi una década, el municipio de Urique y sus alrededores han vivido bajo el terror de Portillo Gil, un hombre de 29 años que opera las actividades criminales del grupo de Los Salazar, ligado al Cártel de Sinaloa. 

Nacido en mayo de 1992 en una de las comunidades de Urique, “El Chueco” se abrió paso en las filas de la delincuencia organizada hasta convertirse en el “jefe de plaza” de Los Salazar, célula que tiene control en la región de Chínipas y la frontera con Sonora.

La estructura que creó para controlar las actividades delictivas en esta zona está integrada por sus hermanos Leonardo, alias “El Cinco”, y Gilberto, conocido como “El Shakira”, que opera en la comunidad de Cerocahui. 

El líder criminal tiene un perímetro de influencia en la cabecera del municipio de Urique y se extiende a diversos poblados, principalmente Ciénega de Trejo, Mesa de Arturo, Bahuichivo, Cerocahui y San Rafael.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search