Espectáculos

Despiden para siempre a Niko Liko

Las ‘chispitas’ se extinguieron el pasado viernes por la noche, pero dejó un gran recuerdo de alegría a los fronterizos

Gabriel Cardona / El Diario de Juárez
Gabriel Cardona / El Diario de Juárez

Brisa Frías
El Diario de Juárez

martes, 30 marzo 2021 | 11:51

Ciudad Juárez— La ceremonia luctuosa en la que se despidió a Antonio Gaytán Muruato ‘Niko Liko’ se llevó a cabo esta mañana en la parroquia Jesús El Salvador. 

A la misa asistieron familiares, amigos, colegas y miembros de la comunidad religiosa a la que el payaso perteneció.

Ícono de Ciudad Juárez, ‘Niko Liko’ fue recordado con admiración por los presentes, quienes escucharon atentos el discurso dado por el párroco Guillermo Sías. 

“Don Antonio, comúnmente conocido como ‘Niko Liko’, ha sido llamado a la casa del padre. Y hace un instante yo estaba pensando en la vida de don Antonio y créame que valoraba su persona, pero también sus talentos y los dones que el señor le dio”, expresó el sacerdote. 

Recordó los días en que Antonio Gaytán, en la piel del famoso payaso ‘Niko Liko’, se ganó la simpatía de la niñez juarense que seguía día a día el programa infantil transmitido en Canal 5.

“Su vida personal, no solamente su personaje, la comunicó, la entregó a través de un personaje, pero en realidad era su persona”.

El sacerdote agregó que “un payasito es un apóstol de la alegría, porque comunica precisamente la alegría, descubrir el sentido de la vida”. 

Si bien don Antonio pertenecía a la comunidad de la parroquia, el párroco confesó no haber tenido el privilegio de tratarlo, pero supo que fue un hombre enamorado de la vida. 

Gaytán Muruato participó en el ministerio de caridad de la iglesia preparando despensas para la gente más necesitada y no solo hacía entrega de los víveres sino que convivía con esas personas y les compartía su alegría. 

“También supe que era bueno para bailar y dedicado a la poesía. Participaba en las kermeses en compañía de sus colegas payasos.

“Niko Liko fue un hombre enamorado de Dios, participaba activamente en esta comunidad. Agradezco a Dios sus talentos que marcan la identidad de nuestra ciudad”, concluyó.