El Paso

‘Sáquenlos con sus votos’

El legendario Willie Nelson canta en Austin en defensa del sufragio en Texas

Acacia Coronado/Associated Press

domingo, 01 agosto 2021 | 06:00

Associated Press | Beto O’Rourke habló frente al Capitolio

Austin— La leyenda de la música country Willie Nelson encabezó a más de mil espectadores cantando “Vote them out” (“Sáquenlos con su voto”) el sábado desde las escalinatas del Capitolio de Texas, durante una manifestación que concluyó una marcha de cuatro días en apoyo de los legisladores estatales demócratas que ‘huyeron’ a Washington hace dos semanas para bloquear las restricciones de voto propuestas por el Partido Republicano.

Familias con sillas de jardín se esparcieron por las extensas áreas verdes del Capitolio en Austin. Ministros religiosos, políticos, electores y músicos hablaron sobre las propuestas que impondrían requisitos de identificación de votantes, limitar las urnas y la votación por correo, y despojar a los funcionarios locales de su autoridad electoral.

La sesión especial legislativa detenida por el éxodo de los demócratas de Texas expira la próxima semana, pero el gobernador republicano Greg Abbott se ha comprometido a programar una nueva tan pronto como los legisladores regresen al estado.

“Si no le gusta quién está ahí, vote para sacarlos”, cantó Nelson, invitando a la multitud a unirse a él para cantar letras que había escrito anteriormente sobre cómo tomar una posición en las urnas.

“Sentí que necesitaba estar aquí. Es un evento histórico que es necesario en este momento”, dijo Brenda Hanson, de 75 años, de Austin. “Soy descendiente de la esclavitud y no me interesa retroceder, quiero que este país avance. He vivido más de tres cuartos de siglo y nunca antes nos había visto retroceder así”.

Hanson dijo que está discapacitada, de lo contrario habría asistido a la caminata de casi 30 millas. En cambio, esperaba fijar una postura con su presencia mientras estaba sentada cantando en apoyo en un banco debajo de un árbol.

La marcha comenzó el miércoles y terminó el sábado cuando los participantes se acercaron a las puertas del edificio del Capitolio de Texas. Fue liderada, en parte, por Beto O’Rourke, el ex congresista demócrata y candidato presidencial que no ha descartado una candidatura para gobernador de Texas en 2022. 

A principios de esta semana, O’Rourke y los manifestantes cerraron la carretera secundaria de la Interestatal 35 durante la hora pico de la mañana, hacían paradas en restaurantes e hicieron un camino entre los distritos estatales controlados por los republicanos y los que dominan los demócratas.

Los manifestantes compararon lo que el Partido Republicano dice que son medidas destinadas a proteger contra el fraude y restaurar la confianza en las elecciones estadounidenses con las restricciones al estilo de Jim Crow. No ha habido evidencia de fraude generalizado en las elecciones de 2020.

“Les pido que piensen en todos los hombres y mujeres que tuvieron valor en sus convicciones e hicieron lo que tenían que hacer en su propio momento de verdad en la historia de este país”, dijo O’Rourke a la multitud.

Más de una docena de personas a favor de la votación propuesta en Texas se reunieron en la puerta principal del edificio del Capitolio detrás de la manifestación, agitando carteles en apoyo de los cambios propuestos. 

El senador estatal republicano Bryan Hughes, autor de la versión del Senado del proyecto de ley de votación, dijo a The Associated Press que cuando se enteró de la manifestación, decidió visitar a personas alrededor de los terrenos del Capitolio para escuchar sus puntos de vista y alentarlos a leer su pieza de legislación.

“El derecho al voto es fundamental y por eso tiene que ser accesible y seguro, ambos son importantes”, dijo Hughes. “Esto es Estados Unidos. Esta libertad de expresión, nos encanta. Ya sea que la gente esté de acuerdo conmigo o en desacuerdo conmigo, me alegro de estar aquí”.

Hughes dijo que “muchas personas han escuchado generalizaciones” y su objetivo es discutir con los electores los detalles del lenguaje del proyecto de ley.

Atrapados entre dos fuegos están los empleados legislativos, que se arriesgan a perder sus cheques de pago después de que Abbott recortó drásticamente los fondos para sus salarios del presupuesto estatal en un veto de línea punitiva luego de que los legisladores demócratas se retiraran en mayo.

Una demanda presentada por demócratas en nombre del personal legislativo está pendiente ante la Corte Suprema de Texas. No está claro cuándo el tribunal podría tomar una decisión.

Renee Conley, de 52 años, dijo que asistió al mitin con su hija, por quien está luchando contra el proyecto de ley de votación de Texas. Cuando va a votar, Conley dijo que lleva a su hija a las urnas para que pueda aprender el proceso antes del día en que pueda emitir su propio voto. Ahora, Conley dijo que teme que para cuando su hija vaya a la universidad, no se le permitirá votar si sólo tiene una tarjeta de identificación universitaria.

“Estoy aquí por sus derechos”, dijo Conley. “No hay ninguna razón por la que deba tener alguna amenaza de no poder votar”.

close
search