El Paso

Regresan compras de pánico, abarrotan gasolineras en EP

Temen por desabasto de combustible

De la Redacción
El Diario de El Paso

jueves, 18 febrero 2021 | 12:50

El Diario de El Paso | Filas de automóviles en una estación de gasolina

El Paso— Desde ayer por la noche se registraron ventas de pánico en las gasolineras de El Paso ante la posibilidad de un desabasto del combustible.

Aunque por ahora distribuidores del energético no han confirmado una posible escasez  de gasolina, varias gasolineras, sobre todo en el área este de la ciudad, registraron un incremento significativo en sus ventas.

Conductores reportaron anoche en varias publicaciones de redes sociales que hubo esperas de hasta una hora para la carga del combustible y que en algunas estaciones de gasolina de la empresa Murphy USA, ubicadas mayormente en el lejano Este de la ciudad, se había agotado el combustible. Murphy USA cuenta con once gasolineras en esta comunidad.

Igualmente otros conductores reportaron que en los expendios de la empresa Speedway, que cuenta con 18 gasolineras, se agotó el combustible tipo regular y solo expendían la tipo Premium.

El costo de la gasolina en esta ciudad fluctúa de los 2.22 dólares por galón, hasta 2.59 dólares por galón del combustible tipo regular. Pero según un estudio de GasBuddy los precios podrían subir un promedio de 10 a 20 centavos.

Según el estudio de esta empresa, el precio promedio nacional de la gasolina puede aumentar durante las próximas dos semanas, ya que millones de barriles de capacidad de refinación se han desconectado debido al frío extremo en el sur del país. Esto ocurre en un momento en que la demanda general de gasolina continúa recuperándose de la pandemia de COVID-19, informan.

Tal aumento en los precios podría llevar al promedio nacional a subir a 2.65- 2.75 dólares por galón, que son algunos de los precios más altos desde 2019 y los precios estacionales más altos en más de cinco años.

“Cuanto más rápido las refinerías afectadas puedan volver a estar en línea, mejor y quizás menos doloroso para los automovilistas que si permanecen fuera de servicio por más tiempo”, dijo Patrick De Haan, jefe de análisis de petróleo de GasBuddy.

“Los precios del petróleo han seguido subiendo a medida que la demanda mundial de petróleo se recupera de lo peor de la pandemia de COVID-19, y ahora que el clima frío extremo ha cerrado las refinerías, los automovilistas estadounidenses no parecen poder tomar un descanso. Probablemente no veremos mucho, si es que algún alivio, pronto".

Haan agregó que después de que termine este evento, las refinerías pueden tardar días o incluso una o dos semanas en volver al servicio completo, y con la probabilidad de que la demanda de gasolina se acelere a medida que nos acercamos a marzo y abril, es posible que los aumentos de precios no disminuyan rápidamente".

Según el análisis de GasBuddy, 11 refinerías en Texas y una en Kansas han cerrado al menos parcialmente debido al clima extremadamente frío. Las refinerías están expuestas a los elementos y, a diferencia de las instalaciones en el norte de los Estados Unidos que están preparadas para el clima frío, pocas refinerías en el sur tienen protección contra estas temperaturas históricamente bajas. 

Los cálculos de GasBuddy muestran que 3.48 millones de barriles de capacidad de refinación estaban fuera de línea al mediodía del martes, o casi el 20% de la capacidad total de refinación de Estados Unidos, justo por debajo de la cantidad cerrada debido al huracán Harvey en 2017. 

Todos los días que estas refinerías no están operando, el país es consumir más gasolina de la que produce, impactando rápidamente los inventarios. “Se espera que los precios del gas aumenten más cerca de los mercados a los que sirven estas refinerías, principalmente Texas, Louisiana, Alabama, Mississippi, Florida, Georgia, las Carolinas y potencialmente incluso hasta la costa, ya que el gasoducto Colonial transporta productos refinados de las refinerías afectadas hasta Nueva Jersey.

close
search