El Paso

Prevalece la tecnología durante Thanksgiving

Cada vez más familias dieron gracias juntas a pesar de la distancia en plena pandemia

Jaime Torres / El Diario de El Paso

Jaime Torres Valadez / El Diario de El Paso

sábado, 28 noviembre 2020 | 06:00

Las herramientas tecnológicas y la creatividad jugaron un papel importante durante la cena de Acción de Gracias al poder conectar a miles de familias desde sus casas para celebrar y agradecer con precaución la festividad.

Y es que la emergencia sanitaria por Covid-19 que afronta el mundo entero, modificó la manera de festejar a causa de los acontecimientos y amenazas que enfrenta la población en materia de salud.

Aunque la recomendación de las autoridades fue el quedarse en casa y que no se hicieran reuniones de más de 10 personas, muchos decidieron viajar para reunirse con sus familias, pero la gran mayoría siguiendo las pautas emitidas por el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC). 

La familia Vidrio, residente de la zona Este, obedeció y como cada año celebró la festividad con sus parientes radicados en Ciudad Juárez, aunque ahora haciendo uso de las redes sociales para reunirse de manera remota.

“De primero estaba muy triste porque sabía que no iba a poder reunirme con mis padres personalmente, pero gracias a Internet estaremos juntos virtualmente”, dijo Araceli, madre de tres hijas.

Explicó que su esposo José habilitó su tableta digital (iPad) para una mejor visualización y se conectó a la aplicación para poder convivir en tiempo real.

Días previos hablaron y fijaron la hora de la comida y conexión a través de la plataforma digital de Zoom con el fin de llevar a cabo el rito de oración y agradecimiento.

“Tenemos mucho qué agradecer, por eso creo que cada uno tiene que enderezarse y alzar la cabeza hacia el Señor con fe y ánimo de que está cerca nuestra liberación. No temamos, que Dios está con nosotros y su mano amorosa nos cubre”.

A pesar del golpe mortal que han sufrido cientos de familias por la pérdida de alguno de sus seres queridos a causa del coronavirus, esta fecha especial significó un momento de oración pero a la vez para reconocer las bondades de la vida.

El dar gracias a la vida, la salud, el trabajo, la unidad de la familia y la llegada de nuevos miembros, fueron entre otros los agradecimientos que estuvieron presentes en cada una de las oraciones hechas alrededor de la mesa.

“A todos, en especial a la familia, les deseamos un feliz Día de Acción de Gracias y decirles que extrañamos tocarlos, abrazarlos, olerlos... sin embargo pudimos escucharlos y sentirlos como si hubieran estado aquí disfrutando de la cena y al mismo tiempo agradecer a Dios por tantas bendiciones”, dijo Araceli, luego de terminar la transmisión virtual.

Algunos que decidieron viajar para estar físicamente con sus familiares lo hicieron de manera responsable y siguiendo las normas de prevención como el uso de mascarillas, el distanciamiento social y la higiene.

Alberto Torres, originario de El Paso, quien viajó en automóvil con su novia Fon hasta el estado de Oklahoma para convivir con la familia de su enamorada, nativa de Tailandia, puso en práctica su creatividad.

Para evitar algún contagio la pareja instaló una carpa en el patio de la casa de la mamá de Fon para respetar la sana distancia, lugar donde pusieron una mesa en la que sirvieron los alimentos y compartieron la cena.

“Venimos de una ciudad con un alto índice de contagios de Covid, pero creo que poniendo en práctica el protocolo de seguridad y siguiendo todas las precauciones pudimos estar en familia para regresar a casa sanos y salvos”, dijo el ingeniero industrial, quien labora en una de las oficinas del Servicio Postal de los Estados Unidos.

No obstante, y para garantizar la seguridad de los miembros de la familia de su amada, rentó una casa bajo la aplicación de renta de inmuebles conocida como Airbnb, para no quedarse en la residencia de la parentela.

De esta manera, ellos en la carpa y sus familiares en el comedor de su casa, celebraron a corta distancia y protegidos el festivo proclamado oficialmente por el presidente Abraham Lincoln en 1863 y declarado como un día festivo en 1941 por el Congreso norteamericano, el cual desde entonces se celebra el cuarto jueves del mes de noviembre.

De acuerdo a los historiadores, los peregrinos (Pilgrims) llegaron a Plymouth Rock el 11 de diciembre de 1620, quienes sufrieron uno de los inviernos más crudos de la región.

Sin embargo al siguiente otoño, ellos obtuvieron una buena cosecha de las semillas que ellos plantaron por lo que decidieron celebrarlo con una gran cena, incluyendo a los indios que les habían ayudado a sobrevivir el primer año.

Los hombres se fueron a cazar, a conseguir carne para la cena. No se sabe a ciencia cierta si los pavos de la región fueron parte de la cena, ya que ellos usaban el término “pavo” para cualquier clase de ave silvestre. La cena incluyó pescado, bayas silvestres, berros, langostas, fruta seca, maíz, almejas, venado y ciruelas.