El Paso

Ofrecen licencia pagada a profesores de UTEP

Les permitirá dedicarse de tiempo completo a proyectos de investigación y escritura

De la Redacción
El Diario de El Paso

lunes, 27 diciembre 2021 | 19:08

Cortesía

El Paso.- Durante 10 años, Tim Z. Hernández, profesor asociado de escritura creativa en la Universidad de Texas en El Paso (UTEP), ha intentado aprovechar el tiempo para aprender más sobre el fatídico vuelo chárter que llevó a la muerte a 28 trabajadores braceros mexicanos en 1948.

El nuevo programa de Licencia para Desarrollo de Docentes (FDL) de UTEP, le dará a Hernández y a varios otros instructores galardonados de varios campos el tiempo libre pagado para trabajar en investigación y libros, pero también para hacer cosas para mejorar la educación superior pública que normalmente no podrían hacer durante un año académico.

Hernández planea usar su FDL durante el semestre de primavera de 2022 para continuar su investigación sobre esta trágica historia de los braceros, ciudadanos mexicanos que comenzaron a venir a los Estados Unidos legalmente durante la Segunda Guerra Mundial para trabajos temporales, principalmente en la agricultura. 

Esta investigación adicional lo ayudará a producir un segundo manuscrito sobre el incidente y le dará tiempo para desarrollar un curso de escritura creativa r historia donde los estudiantes aprenderán cómo convertir una investigación práctica en libros o escritura creativa.

“En lo que respecta a la Universidad, creo que (el FDL) es un gran movimiento, especialmente ahora como un instituto de investigación de primer nivel”, dijo Hernández. 

“Este programa realmente permitirá a los académicos que están enseñando sumergirse aún más en su trabajo, lo que luego se traduce en oportunidades para que nuestros estudiantes se sumerjan aún más en ese trabajo. Para mí, esa es probablemente la mayor ventaja", agregó.

Junto con Hernández, los galardonados de la beca FDL incluyen a los doctores Bruce Cushing  y Eli Greenbaum, profesores de ciencias biológicas; Josiah Heyman, profesor de antropología; Chu-Young Kim,  profesor de química y bioquímica-farmacia; y Wen-Yee Lee, profesora asociado de química. También forman parte de la cohorte Jorge López, profesor de física; Oscar Macchioni, profesor de música; Cristina Morales, profesora de sociología; y Ana Schwartz, profesora asociada de psicología.

Algunos miembros de la generación 2021-22 han comenzado sus años sabáticos completos. Otros, como Hernández, comenzarán sus retiros de medio año durante el semestre de primavera de 2022. El programa ofrece diferentes opciones para que los instructores titulares y no titulares dediquen el 100 por ciento de su tiempo de trabajo a un interés académico enfocado que mejorará sus habilidades como educadores e investigadores y creará oportunidades para futuras colaboraciones con compañeros fuera del Paso del Norte.

Los planes de algunos participantes incluyen el desarrollo de composiciones para piano y nuevos procesos cognitivos, así como la continuación de la investigación conjunta interinstitucional para desvelar secretos sobre la función cerebral superior, la detección del cáncer de próstata, el medio ambiente y la política en la frontera, la plasticidad de las proteínas e inteligencia artificial. Cada esfuerzo viene con oportunidades para establecer redes en las principales instituciones de investigación en los Estados Unidos y más allá.

Los administradores de UTEP ven este programa, que es supervisado por la Oficina del Provoste, como un componente esencial para el crecimiento de la institución como una universidad de investigación de primer nivel. 

El campus tenía un programa de licencias académicas, pero una crisis presupuestaria obligó a los funcionarios a dejarlo de lado hace varios años. Los líderes institucionales resucitaron el programa este año académico con fondos del presupuesto general de la Universidad.

El rector y vicepresidente de Asuntos Académicos de UTEP, John Wiebe, dijo que él y la presidenta de UTEP, Heather Wilson, ven el FDL como una inversión importante que generará dividendos en subvenciones, innovación, becas y desarrollo de la facultad, y destacó la importancia de construir y cultivar redes profesionales.

“Esta es una oportunidad para construir relaciones en las principales universidades de investigación, laboratorios nacionales e instituciones internacionales, y tener una idea de cómo funcionan esas organizaciones desde adentro”, dijo Wiebe. “Estas redes son fundamentales para el avance y la difusión de la actividad investigadora y creativa en la que participa nuestra facultad”.

Inversión a largo plazo

La profesora de química Lee estuvo de acuerdo en que el FDL es una importante inversión a largo plazo en la creatividad y la productividad del profesorado. Dijo que la Universidad debería considerar un plan en el que los miembros de la facultad pudieran ser elegibles para un año sabático cada siete años de empleo. Lee realizará su licencia de medio año durante el semestre de primavera de 2022.

Ella planea desarrollar aún más su modelo de metabolito urinario que puede detectar el cáncer de próstata con más del 90% de precisión, una tasa más alta que la prueba de detección actual. 

También explorará el aspecto empresarial de su trabajo con colaboradores en el Instituto de Tecnología de Massachusetts y MDD (Medical Detection Dogs) del Reino Unido para incorporar el sentido del olfato canino y el análisis químico en la detección del cáncer de próstata, cuyo objetivo es demostrar cómo las personas pueden entrenar perros para reconocer el olor de la orina de los pacientes con cáncer de próstata. Además, explorará el potencial comercial de su tecnología.

“He participado en dos programas regionales de I-CORP en los que incluí a tres estudiantes de doctorado en mi grupo para aprender sobre el aspecto de comercialización de nuestra investigación”, dijo Lee. 

Y agregó que “mis alumnos no solo aprendieron sobre el espíritu empresarial, también pudieron pensar en los mayores impactos de su investigación en la sociedad y ver el potencial de su proyecto. Usando mi FDL, puedo aprender a construir una empresa de nueva creación y trabajar en estrecha colaboración con diferentes talentos para llevar mi investigación al mercado. Este tipo de conocimiento de primera mano es el mejor plan de estudios que puedo llevar a mi salón de clases".

close
search