PUBLICIDAD

El Paso

Multan a EP Water por tirar aguas negras al río

Comisión Ecológica de Nuevo México condena descargas ilegales y exige limpieza

De la Redacción / El Diario de El Paso

viernes, 10 junio 2022 | 06:00

Carlos Sánchez/El Diario | 10 millones de galones fueron vertidos diariamente al cauce en agosto

PUBLICIDAD

El Departamento de Medio Ambiente de Nuevo México anunció el jueves que multó a El Paso Water con $1.2 millones por supuestamente descargar más de mil millones de galones de aguas negras, procedentes del drenaje de miles de residentes del lado Oeste, en el Río Grande a la altura de Sunland Park.

Las órdenes estatales de cumplimiento también requieren que El Paso Water solucione los problemas que causaron el desvío ilegal y limpie las áreas afectadas.

PUBLICIDAD

“El desprecio flagrante de El Paso Water por la salud y el bienestar de los nuevomexicanos en Sunland es asombroso”, dijo el secretario de NMED, James Kenney. “Estamos responsabilizando a este contaminador por su malversación y no dejaremos de hacerlo hasta que se corrija el daño y El Paso Water pueda asegurarle al Departamento de Medio Ambiente de Nuevo México que tal descarga no volverá a ocurrir”.

Los funcionarios del Departamento de Medio Ambiente dijeron que El Paso Water descargó ilegalmente hasta 10 millones de galones de aguas residuales sin tratar diariamente en el río aguas arriba del puente Courchesne desde agosto pasado.

Agregaron que las aguas residuales viajaron río abajo a lo largo de la frontera entre Nuevo México y Texas durante casi 2 millas y la descarga ilegal no se detuvo hasta enero.

El Paso Water está acusada de no informar la descarga no autorizada a los funcionarios ambientales estatales en violación de la Ley de Calidad del Agua y las regulaciones de la Comisión de Control de Calidad del Agua.

Las descargas de aguas residuales sin tratar suelen contener bacterias y virus conocidos como patógenos, que pueden causar enfermedades como el cólera, la giardia y la hepatitis A, según los funcionarios de Salud.

En un comunicado en respuesta a las multas, El Paso Water dijo que la descarga no tuvo un impacto negativo en el medio ambiente ni en la salud pública y que la empresa de servicios públicos se coordinó con la Comisión de Calidad Ambiental de Texas (TCEQ), la Agencia de Protección Ambiental (EPA) y NMED e “hizo todo lo posible para acelerar el reemplazo de las 1.2 millas de tubería y limpiar el área afectada”.

La TCEQ está realizando su propia investigación sobre el derrame. Todavía no se han publicado hallazgos ni multas, y los funcionarios de TCEQ no respondieron de inmediato a los correos electrónicos que solicitaban comentarios sobre el progreso de esa investigación.

La EPA tampoco ha multado a la compañía de servicios de El Paso.

El Paso Water comenzó a desviar hasta 10 millones de galones de aguas residuales sin tratar diariamente al lecho del Río Grande en agosto de 2021, luego de que un conjunto doble de tuberías principales de acero corroídas para aguas residuales en el lado Oeste se rompiera después de fuertes lluvias. En ese momento, los funcionarios de Servicios Públicos dijeron que el lecho del río era el único canal lo suficientemente grande como para contener las aguas residuales producidas por 17 mil 500 hogares del Oeste de El Paso.

La empresa de servicios públicos dejó de verter aguas residuales en el lecho del río a principios de enero, luego de acelerar el reemplazo de la tubería por una de fibra de vidrio.

Por una serie de errores continuaron derramando aguas negras por un tiempo mayor al planeado.

La contaminación generó malestar tanto en Estados Unidos como en México, países que comparten el río como línea divisoria y dependen de su suministro de agua. Y aunque El Paso Water avisó a la Comisión Internacional de Límites y Aguas sobre la descarga de aguas negras, autoridades mexicanas se quejaron de los inconvenientes y daño ecológico producido.

Entre los inconvenientes por el vertedero de aguas sin tratar se contó la cancelación a finales de 2021 del tradicional evento ‘Abrazos, No Muros’, ya que se realizaba a la mitad del río, uniendo a familias separadas por las restricciones migratorias. El cauce contaminado con desechos impidió su realización.

Y aunque las aguas negras dejaron de ser vertidas al río en enero, tomó varios meses para limpiar el lecho de las sustancias procedentes del drenaje.

Según sus datos, El Paso Water terminó de eliminar más de 70 mil toneladas de tierra contaminada del lecho del río hasta apenas hace unos días, el 3 de junio, justo cuando el agua de riego fluía desde el embalse Elephant Butte río abajo hacia El Paso.

Además de la multa de 1 millón 284 mil 375 dólares, los funcionarios de Nuevo México dijeron que El Paso Water deberá presentar planes de acción correctivos al Departamento de Medio Ambiente de Nuevo México y también “evaluar los posibles impactos futuros en la salud y el medio ambiente”. 

Newsroom@diariousa.com

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search