El Paso

Masacre de El Paso desata temores entre hispanos en todo EU

'De alguna manera, es la muerte del sueño americano', dijo un ciudadano mexicoamericano

The New York Times

The New York Times

miércoles, 07 agosto 2019 | 08:16

El Paso.- Después de que 22 personas fueran asesinadas a tiros en un Walmart en El Paso durante el fin de semana, una jubilada de Florida no podía dejar de pensar en que alguien podría matar a sus nietos. Hija de inmigrantes ecuatorianos, ella se soltó llorando sola en su auto. Mientras un abogado de Texas compraba un arma para defender a su familia.

Para varios hispanos en todo Estados Unidos, el ataque en El Paso fue un parteaguas, poniendo en duda todo lo que creían saber sobre su lugar en la sociedad estadounidense. Sin importar que sean liberales o conservadores, hablen inglés o español, inmigrantes recién llegados al país o descendientes de pioneros que se asentaron en el suroeste de Estados Unidos hace 400 años, muchos hispanos en entrevistas esta semana dijeron sentirse profundamente conmocionados ante la idea de que el nacionalismo blanco parecía haberlos colocado, al menos durante un sangriento fin de semana, en las miras de sus rifles.

“Al menos para los hispanos, de alguna manera, es la muerte del sueño americano”, dijo Darío Aguirre, de 64 años, un abogado mexicoamericano en Denver y un republicano registrado, sobre el impacto de los asesinatos.

Aguirre se mudó a San Diego desde Tijuana cuando tenía 5 años, y fue criado por su abuela en barrios pobres de mexicanos. Se enlistó en la Fuerza Aérea, y más tarde se convirtió en abogado de inmigración, una clásica historia de éxito estadounidense.

“Muchos clientes me dicen: ‘Somos los nuevos judíos, somos como los judíos’”, dijo. “Es una gran transición de ser invisible a ser visible de una manera tan letal. Es algo nuevo para mi comunidad. Estamos acostumbrados a la básica oscuridad del racismo, no a esto”.

Ahora hay aproximadamente 56.5 millones de hispanos en Estados Unidos, lo que representa el 18 por ciento de la población, casi una de cada cinco personas en el país. Eso es más que los 14.8 millones que había en 1980, o solo el 6.5 por ciento de la población, según el Centro de Investigación Pew. Casi dos tercios de los hispanos nacieron en Estados Unidos.

Desde Miami hasta Los Ángeles, muchos dijeron en entrevistas que la evidencia del racismo se ha tornado más prominente desde que el presidente Trump resultó electo, prometiendo poner fin a lo que llamó “una invasión” en la frontera sur de personas que a menudo caracteriza como delincuentes violentos. Pero las semillas del sentimiento anti-hispano han sido evidentes en el país durante años, dijeron.