PUBLICIDAD

El Paso

Fort Bliss fue pieza clave en la Guerra del Golfo

Cumple 31 años la Tormenta del Desierto; el uso del GPS, las armas guiadas de precisión Patriot marcaron una nueva era bélica

Roberto Carrillo/El Diario de El Paso

lunes, 17 enero 2022 | 06:00

Cortesía Base Aérea Holloman | LAS FUERZAS armadas liberaron a Kuwait el 28 de febrero de 1991 Cortesía Base Aérea Holloman | Bombardeos por aire de Estados Unidos y sus aliados

PUBLICIDAD

Hace 31 años, el 16 de enero de 1991, dio inicio la Operación Tormenta del Desierto, cinco meses después de que las fuerzas iraquíes invadieran y anexaran el territorio de Kuwait.

Esa operación realizada por las fuerzas estadunidenses y naciones aliadas, tuvo como objetivo expulsar a los iraquíes en el conflicto también conocido como la Guerra del Golfo; que se produjo después de que el presidente iraquí Saddam Hussein se negara a retirar sus fuerzas de Kuwait.

PUBLICIDAD

En respuesta, tanto los Estados Unidos como las naciones amigas dieron inicio a una acumulación de armas y fuerzas en Arabia Saudita.

Dicha fase preliminar a la Operación Tormenta del Desierto, se conoció como Operación Escudo del Desierto.

“En las primeras horas del 16 de enero de 1991, la campaña aérea comenzó con helicópteros del Ejército y la Fuerza Aérea de Estados Unidos que derribaron las instalaciones antiaéreas iraquíes, y misiles Hellfire que destruyeron los sitios de radar iraquíes”, rememora el Departamento de Defensa sobre la precisión de la operación militar.

Acto seguido, aviones de ala fija de la Fuerza Aérea, la Marina, el Cuerpo de Marines y las fuerzas de la coalición, reforzados con misiles crucero, atacaron las posiciones iraquíes y las líneas de suministro durante los siguientes 42 días.

Los Estados Unidos y sus aliados realizaron más de 116 mil misiones aéreas de combate y lanzaron 88 mil 500 toneladas de bombas, esfuerzos que precedieron a la campaña terrestre. El bombardeo aéreo tuvo tanto éxito que la campaña terrestre terminó en 100 horas.

En tanto, las fuerzas iraquíes atacaron y ocuparon la ciudad de Khafji, Arabia Saudita el 29 de enero de 1991, pero dos días después, los marines estadounidenses y las fuerzas saudíes y qataríes los expulsaron de Arabia Saudita.

“El 24 de febrero de 1991, la guerra terrestre comenzó con las fuerzas estadounidenses y aliadas penetrando profundamente en Kuwait e Irak antes del final del día. El avance fue tan rápido que masas de tropas iraquíes comenzaron a rendirse en cuestión de horas”, hace recuento el Departamento de Defensa sobre la incursión de la infantería y regimientos motorizados de los aliados. 

Fue el 28 de febrero de 1991, cuando las fuerzas terrestres estadounidenses y aliadas en Irak y Kuwait derrotaron decisivamente a un ejército endurecido por la batalla, y liberaron a Kuwait.

Fue tal la movilización de tropas y recursos que durante las operaciones aéreas y terrestres, las fuerzas estadounidenses y aliadas destruyeron más de 3 mil tanques, mil 400 vehículos blindados de transporte de personal, 2 mil 200 piezas de artillería y otros vehículos. Cabe destacar que durante la Guerra del Golfo las fuerzas aliadas sufrieron 96 bajas entre miembros del servicio que cayeron en acción; mientras que en el bando contrario se estima que murieron 30 mil soldados iraquíes.

Esta guerra ilustró la importancia de los 35 aliados y socios que componían la coalición para liberar Kuwait, entre los que se incluyeron a varias naciones árabes.

Adicionalmente este conflicto dio pie a algunas primicias notables, ya que esta fue la primera guerra en la que los noticieros de televisión pudieron transmitir en vivo desde el frente.

De hecho la Guerra del Golfo fue escenario de la batalla de tanques más grande en la historia de los Estados Unidos.

Así mismo el sistema de misiles Patriot, con base en Fort Bliss, se utilizó en combate por primera vez; primordialmente para interceptar misiles Scud iraquíes.

Además esta ocasión fue la primera vez que se utilizaron sistemas de geo localización satelital (GPS), y municiones guiadas de precisión a gran escala.

La Tormenta del Desierto representa la primera vez que las capacidades espaciales estratégicas se integraron en el teatro para una ventaja operativa.

El uso del sistema de misiles Patriot en combate, fue la primera ocasión en que la Fuerza Aérea de los Estados Unidos se basó en gran medida en los sistemas espaciales y de sigilo para respaldar las capacidades contra una defensa aérea moderna e integrada.

Al utilizar el GPS, armas guiadas de precisión y comunicación por satélite, la Tormenta del Desierto es reconocida como la primera "guerra espacial" verdadera y sentó las bases para la Fuerza Espacial de los Estados Unidos de hoy en día.

El 4 de febrero de 1991, se anunció que el Escuadrón 49 de Cazas Tácticos con base en la Base Aérea Holloman en Nuevo Mexico se desactivaría, mientras el Escuadrón 37 de Cazas Tácticos con sus F-117 Nighthawks, que se utilizaron ampliamente en la Tormenta del Desierto, se reubicó en Holloman.

Posteriormente el Jefe de Estado Mayor de la Fuerza Aérea, el general Merrill McPeak, decidió conservar la integridad histórica del Escuadron 49 y permitió que Holloman mantuviera el nombre.

Holloman continuó proporcionando los aviones y los pilotos necesarios para mantener la superioridad aérea hasta la victoria de la coalición el 6 de abril de 1991.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search