'Erika podría estar enterrada'

Ricardo Márquez pidió una pala prestada a su hermana el domingo 14 de julio, un día después del concierto en que fue vista por última vez la víctima

Sabrina Zuniga
El Diario de El Paso
miércoles, 04 diciembre 2019 | 17:41
|

Autoridades de El Paso informaron del arresto de un hombre, quien presuntamente es el responsable de la muerte de Erika Andrea Gaytán, de 29 años, mujer que lleva desaparecida desde julio.

De acuerdo con el Departamento de Policía de El Paso, (EPPD) Ricardo Márquez, fue puesto bajo custodia con pruebas suficientes de su autoría en el homicidio de Erika, de quien desde entonces no se sabe nada de ella.

Se cree que Márquez de 28 años, asesinó a Erika en su casa, la transportó a un área desértica por Montana en el Este extremo de El Paso y la enterró.

La desaparición de Erika ha sido un misterio desde que su familia la reportó a las autoridades el pasado 16 de julio.

Gaytán fue vista por última vez portando un vestido blanco la noche del sábado 13 de julio después de que asistiera a un concierto de Los Rieleros Del Norte en el Coliseo de El Paso.

Desde aquel fin de semana, familiares, amigos y usuarios de redes sociales no han dejado de compartir la última y más reciente fotografía que la mujer subió a Facebook antes de su desaparición.

El 23 de julio El Diario de El Paso evidenció una publicación hecha el 18 de julio en donde, por medio de una página, se mencionó a un hombre de nombre Ricardo Márquez, quien fue señalado como el acompañante de Erika el día del concierto.

En la publicación se aseguraba que Márquez tenía un plan orquestado desde antes, ya que le pidió un Uber a Erika al salir del concierto y borró todas las fotos que tenía de la mujer en su celular. 


No han encontrado su cuerpo

Aunque su cuerpo no ha sido encontrado -con base en pruebas forenses y de otro tipo reunidas durante el curso de la investigación-, ‘los detectives tienen razones para creer que ella ha fallecido y fue víctima de un asesinato’, informó en un comunicado EPPD.

Documentos judiciales en poder de El Diario de El Paso señalan a Erika Gaytán como la ‘víctima mortal’. La mujer fue a un concierto norteño en el Coliseo de El Paso el pasado 13 de julio, con su ‘cita’, el acusado Ricardo Márquez.

“Márquez declaró que condujeron a su domicilio después del concierto y se involucraron en una discusión”, se lee en el documento. 

Márquez dijo que la víctima usó una ‘aplicación de viaje compartido’ (Uber o Lyft) y que momentos después, Erika se fue de su casa.

Sin embargo, la Policía dijo que ‘no se encontró evidencia de tal actividad en el teléfono de la víctima’.


‘Algo terrible le sucedió a Erika’

La víctima no ha sido vista ni escuchada desde entonces, lo cual es muy inusual, informan los documentos judiciales.

“Erika no se ha comunicado con su hijo de 7 años desde su desaparición. Amigos y familiares informaron que la víctima se comunicaba y utilizaba constantemente las redes sociales de manera regular”, se agrega.

Amigos y familiares también declararon que la repentina falta de comunicación les hace creer que ‘algo terrible le sucedió a la víctima’.


Pidió una pala prestada, podría estar enterrada

Los registros telefónicos del acusado, -obtenidos por una orden de registro de EPPD-, muestran que Márquez le pidió a su hermano, a través de un mensaje de texto, que le prestara su Jeep Wrangler, a pesar de que éste posee su propio vehículo, un Ford Crown Victoria, se lee en la declaración.

“El acusado ha contado historias contradictorias a amigos, familiares e incluso a los investigadores, quienes lo han interrogado por separado mientras buscan a Erika”, declara el documento.

Se agrega que el sospechoso le pidió una pala prestada a su hermana el domingo 14 de julio, un día después del concierto.

“Aproximadamente a las 1:25 horas, Márquez le pidió a su hermana una pala, la cual fue y recogió a la residencia”, informan documentos.

La pala fue confiscada como evidencia junto con zapatos llenos de arena, visualmente consistentes con la arena en el área desértica del Este de Montana.

Además, los detectives descubrieron ‘corbatas de plástico’ que son comúnmente usadas para atar extremidades.


No saben en dónde podría estar su cuerpo

Una agencia especial está en posesión de informes de laboratorio de ADN enviados por DPS, que confirman que la sangre que se encontró en el compartimento de carga trasero del Jeep coincide con el ADN de Erika.

“Márquez asesinó a la víctima en su residencia, usó el Jeep para transportar el cuerpo de la víctima a un lugar desconocido al que solo pueden acceder los vehículos todo terreno, -como el Jeep- y usó la pala para enterrar el cuerpo”, se lee en la declaración.

Márquez, de 28 años, fue arrestado este martes en su residencia en la cuadra 3600 de Nehemías, en el Este de El Paso.

Márquez fue registrado en el Centro de Detención del Condado de El Paso por cargos de asesinato bajo una fianza por 1 millón de dólares.

La investigación continúa y los detectives le están pidiendo a cualquiera que tenga información sobre este caso o a Ricardo Márquez que llame al (915) 212-4040 o Crime Stoppers of El Paso al (915) 566-8477.