El Paso

Abren la puerta a inmigrantes trans

Nueva excepción a política de Trump da esperanza a este grupo de indocumentados para pedir asilo en EU

Corrie Boudreaux / El Paso Matters / Coreas en una de las habitaciones de “Casa de Colores”, albergue que estableció en Juárez luego de unos meses de haber arribado a la frontera

El Paso Matters

lunes, 10 mayo 2021 | 06:00

Una nueva excepción a la política fronteriza de la Era Trump ha permitido que algunas personas transgénero y otros integrantes de las “poblaciones vulnerables” ingresen a Estados Unidos y busquen asilo, le comentaron este miércoles el Departamento de Seguridad Interna y organizaciones que están a favor de los migrantes a El Paso Matters.

De acuerdo a la política, que comúnmente es conocida como el Título 42, agentes de la Patrulla Fronteriza pueden expulsar de inmediato a algunos inmigrantes indocumentados antes de que puedan solicitar asilo legalmente. Esto empezó en marzo del 2020 en lo que la anterior administración comentó que se trataba de un esfuerzo para frenar la propagación del Covid-19 y se ha mantenido en vigor durante el mandato del presidente Biden, a pesar de los esfuerzos que ha hecho la nueva administración para reformar la mayoría de las políticas de inmigración de su predecesor.

La administración Biden ha decidido hacer algunas excepciones para las poblaciones de migrantes vulnerables, dijo un portavoz del Departamento de Seguridad Interna.

“Estamos trabajando para diseñar un sistema para identificar y procesar legalmente particularmente a las personas vulnerables a las que les otorgan excepciones por cuestiones humanitarias de acuerdo al Título 42”, señaló el portavoz. “Este proceso de excepción humanitaria requiere de una cercana coordinación con organizaciones internacionales y no gubernamentales en México y pruebas de Covid-19 antes de que los que son identificados a través de este proceso les permitan ingresar al país”.

El portavoz no especificó cuáles son las poblaciones vulnerables que están protegidas por este cambio de política, sin embargo, a un número de mujeres trans les han permitido cruzar de Ciudad Juárez a El Paso, dijeron grupos de activistas. Buzzfeed reportó la semana pasada que la administración Biden estaba considerando exentar de las expulsiones de acuerdo al Título 42 a algunas poblaciones de migrantes vulnerables.

El cambio podría alterar las vidas de personas como Susana Coreas, una mujer transgénero de El Salvador que arribó a la frontera en febrero del 2020, antes del inicio de la pandemia. Ella dijo que miembros del staff de un albergue en Ciudad Juárez, le aconsejaron no intentar cruzar la frontera y solicitar asilo, un consejo que ella lamentó posteriormente cuando empezaron las restricciones por la pandemia.

Este lunes le dijeron que le permitirían cruzar a El Paso al día siguiente de acuerdo a una excepción especial humanitaria.

“Todo cambió en un instante. No dormí durante toda la noche. Temía que me dijeran “Olvídelo”, o que fuera demasiado difícil”, dijo Coreas, quien habló en español este miércoles desde El Paso.

Héctor Ruiz, un abogado del Proyecto Dreamers de Santa Fe, quien se especializa en ayudar a migrantes homosexuales y trans como Coreas, comentó que los dos nuevos procesos están vigentes y permiten a un número limitado de migrantes vulnerables ingresar a Estados Unidos. Ruiz usa el pronombre “ellos”.

Uno está relacionado con una demanda entablada por la Unión Americana de Libertades Civiles que alega que el Título 42 viola los estatutos de inmigración y constituye una negación ilegal al derecho de buscar asilo. La organización de activistas le hizo un llamado a la administración Biden para que dé por terminado el uso del Título 42 para expulsiones fronterizas rápidas.

El otro proceso será formalizado como un “consorcio”, un proceso de colaboración entre organizaciones no gubernamentales y el Gobierno de Estados Unidos para facilitar el cruce de grupos vulnerables, dijo Ruiz.

Para Coreas, el proceso para ingresar a Estados Unidos fue mucho más tranquilo de lo que imaginaba.

“Yo no lo esperaba, pero la gente fue muy pero muy amable. El trato fue digno, muy bueno”, agregó. “Ellos sólo nos mantuvieron allí durante dos horas y media, que hasta ahora es el tiempo más corto que me he dado cuenta que han tenido que esperar las personas que han cruzado”.

Ruiz comentó que hasta ahora su organización ha ayudado de 15 a 18 migrantes transgénero a ingresar a Estados Unidos a través de este proceso de excepción, aunque dijo que el número total podría ser más alto.

México es considerado como uno de los países más peligrosos para las personas transgénero y gay debido a los altos riesgos de homofobia y delitos transfóbicos, aseguran los expertos. Es el segundo país más letal en el mundo para la gente trans, de acuerdo a un estudio realizado por el grupo de activistas Letra S.

“Sólo porque son trans u homosexuales, estos migrantes enfrentan una gran vulnerabilidad”, agregó Ruiz.

Después de experimentar problemas relacionados con su identidad de género en varios albergues en Juárez, Coreas estableció –“accidentalmente”, dijo– el albergue la Casa de Colores en noviembre de 2020. El espacio está destinado a proporcionar un lugar para vivir para los migrantes trans. La mayoría de los residentes de la Casa de Colores son mujeres trans, aunque por lo menos un hombre trans se ha quedado en el albergue desde que abrió sus puertas.

Coreas no mantiene la ilusión de que Estados Unidos sea un lugar libre de discriminación en contra de las personas trans, aunque sus experiencias hasta ahora la hacen sentir optimista.

“Hasta ahora, el 80 por ciento de la ayuda que hemos recibido y con la que sobrevivimos ha provenido de Estados Unidos”, dijo, refiriéndose a las donaciones que apoyan a la Casa de Colores y sus residentes.

“Ha habido mucho apoyo y no tengo ninguna experiencia con la discriminación en este lugar. No puedo decir que no haya discriminación aquí, pero, de lo que me han dicho las personas que tienen más experiencia aquí, es que existe mucho menos discriminación que lo que hemos vivido en nuestros países, o lo que viví en Juárez”.

Coreas enfrenta un largo proceso en la Corte para determinar si recibirá asilo. Aunque espera que los cambios le permitan poder ingresar a Estados Unidos.

“Finalmente, estamos recibiendo la oportunidad después de un año y medio de espera –algunas chicas han esperado hasta dos años, así que, hay esperanza para todas las demás”, dijo. “Somos personas que podemos vivir aquí libremente. Aún no tenemos el asilo, pero ésta es una oportunidad”.

(Corrie Boudreaux / René Kladzyk / El Paso Matters)

FRASES

“Yo no lo esperaba, pero la gente fue muy pero muy amable. El trato fue digno, muy bueno”

“Lo que me han dicho las personas que tienen más experiencia aquí, es que existe mucho menos discriminación que lo que hemos vivido en nuestros países, o lo que viví en Juárez”

Susana Coreas, 

mujer transgénero de El Salvador, que el lunes 3 de mayo pudo cruzar legalmente a El Paso

“Sólo porque son trans u homosexuales, estos migrantes enfrentan una gran vulnerabilidad”

Héctor Ruiz, 

abogado del Proyecto Dreamers de Santa Fe, especializado en ayudar a migrantes homosexuales y trans