Economía
De prohibirse esa práctica

En riesgo aquí 20 mil empleos de ‘outsourcing’

En Juárez la maquila usa el esquema para sus picos de producción

El Diario de Juárez

Ramón Salcido
El Diario de Juárez

jueves, 05 diciembre 2019 | 09:32

Ciudad Juárez— Alrededor de 20 mil empleos del sector maquilador se perderían de prohibirse el ‘outsourcing’ o terciarización, esquema utilizado por empresas para sacar adelante picos productivos o temporadas de altas ventas, según sea el caso.

De acuerdo con el Inegi, en Ciudad Juárez la industria maquiladora ocupa a unas 20 mil personas con el ‘outsourcing’. De esa cifra, el 80 por ciento son técnicos y obreros y un 20 por ciento administrativos.

Para el especialista en negocios Alejandro Sandoval, el intento de prohibir esa práctica provoca una serie de consecuencias negativas, como una caída en el empleo.

Por un lado hay empresas como las maquiladoras que requieren el sistema para la operación, por ejemplo, de corridas de producción piloto, que no es seguro que se queden a cargo de la empresa pero que se deben ejercer para explorar mercados, dijo.

Sin la alternativa de subcontratación simplemente deberán evaluar entre contratar definitivamente a gente que, si el proyecto no ‘pega’ en etapa piloto, se quedarán a cargo de la empresa sin materia de trabajo, agregó.

Los contratos por tiempo determinado seguramente se intentarán emplear, pero hay demasiadas vicisitudes al respecto, indicó Sandoval.

Añadió que se puede llegar al extremo de que se implique un escenario donde incluso subcontratar servicios técnicos, profesionales u otros –técnicos de clima, alimentos, abogados, contadores, etc.– sea ilegal.

“Primero, se entiende que el Gobierno ha venido regulando el tema de outsourcing, por algunos abusos cometidos contra trabajadores y la recaudación fiscal. Cierto que hay quien hará lo imposible por no pagar lo debido, pero también en muchos casos, analizando el fondo de las cosas, se originan por la sobrerregulación y excesivos costos fiscales en un país con gobiernos que no responden por lo que se paga”, dijo.

Agregó: “Entonces la respuesta de seguir regulando incluso hasta intentar prohibir la actividad es simplemente la misma teoría que en el huachicoleo o la compensación universal: no puedo contra el problema y por ende lo cancelo”.

Indicó que de manera paralela el presidente López Obrador dijo que haría una encuesta –como la del NAIM– “y si alguien se pregunta por qué la falta de certidumbre para la inversión en este gobierno, precisamente este tipo de respuestas son las que generan incertidumbre. El tema es sumamente complejo, pero preguntarlo a la gente sin bases técnicas coloca en amplio riesgo el que se sostenga. Y, pues, el destino es su prohibición, daño a la economía y quizá en un tiempo revivirlo”, acotó.

El pasado miércoles, el Senado metió freno a la reforma laboral que prohíbe la mayoría de los esquemas de outsourcing, impulsada por el senador y líder del sindicato minero Napoleón Gómez Urrutia.

 Mediante un oficio enviado a Mónica Fernández, presidenta del Senado, el coordinador de Morena, Ricardo Monreal, arguyó que se debe convocar a un parlamento abierto para discutir la iniciativa en medio de las críticas del sector empresarial.

‘Esquema es perfectible’

Para la investigadora y economista Erika Donjuan Callejo, todo sistema es perfectible y en esto incluye el ‘outsourcing’. Es decir, siempre se pueden buscar formas más eficientes que entregue beneficios a la partes involucradas, el trabajador, la empresa y la compañía de ‘outsourcing’. 

“Si bien este esquema tiene años existiendo, la realidad es que, por ejemplo en Juárez, cuando analizas la generación del empleo industrial –que es el más importante por su peso en el total– el principal empleo es directo, ni en los mejores años del empleo se ha superado una tasa del 15% de empleo por subcontratación”, indicó.

Los empresarios no usan ese sistema en el total de su empleo porque simplemente requieren colaboradores con la camiseta puesta, fieles y seguros de su empleo. Por eso entre 8 y 9 de cada 10 empleos son directos.

El beneficio de la subcontratación es en realidad para ese empleo que principalmente es eventual y no permanente, que es para sacar ciclos de producción, o para aquellas áreas que requieren de un conocimiento hiperespecializado o de una serie de herramientas y recursos de los que la empresa contratante no dispone o no le es costeable la inversión, pues es de carácter temporal.

En este esquema los trabajadores siguen recibiendo sus prestaciones sociales, sólo que de un tercero.

Donjuan Callejo consideró que hay aspectos que se pueden mejorar en la regulación de la subcontratación, pero no verlo como algo dañino a la economía porque esta inflexibilidad laboral en las leyes puede generar incluso pérdida de empleo en la industria y la informalidad del mismo en sectores como el comercio y el de servicios.

rsalcido@redaccion.diario.com.mx